¿Qué es el autismo?

Responder a la pregunta ¿qué es el autismo? no es tarea fácil, ya que el autismo es un trastorno muy complejo y que puede presentarse de formas muy diversas, hecho que complica el establecer una definición clara que se adapte a todas las personas con este trastorno.

Aunque exista esta complejidad, durante los últimas años se han publicado numerosos estudios y avances científicos que nos están permitiendo entender de forma cada vez más clara qué es el autismo, el porqué hay personas que desarrollan esta condición y cuáles son las mejores estrategias y apoyos para mejorar su calidad de vida.

El autismo o Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es una condición que se ha entendido de distintas formas a lo largo de la historia, y en este artículo vamos a describir, de forma clara y sencilla, la definición actual del TEA tal y como es entendido en los manuales diagnósticos más actuales como el DSM-5.

Dificultades de las personas con autismo

Las personas con autismo presentan sus principales dificultades en las áreas de la interacción, la comunicación y la rigidez cognitiva. Estas áreas del desarrollo donde las personas con autismo presentan sus principales dificultades son entendidas como las áreas de afectación nucleares del autismo.

Cuando hablamos de las áreas de afectación nucleares del autismo nos referimos a que todas las personas con TEA presentan, en mayor o menor severidad, dificultades en estas áreas del desarrollo.

Las dificultades en estas áreas hacen que las personas con TEA presenten dificultades en relacionarse y comunicarse con los demás y que tengan unos patrones muy rígidos de conducta.

Además, las personas con autismo pueden presentar otras dificultades asociadas tales como problemas en el desarrollo del lenguaje, trastornos del sueño, alteraciones sensoriales o problemas en la alimentación.

Es un trastorno del neurodesarrollo

El TEA es un trastorno del neurodesarrollo, es decir que la causa de esta condición es por el propio desarrollo del cerebro de la persona afectada.

El cerebro de las personas experimenta un gran proceso de desarrollo durante los primeros años de vida y durante este proceso de desarrollo cerebral observamos que los niños siguen diferentes ritmos y patrones de desarrollo.

Aunque los ritmos y patrones del desarrollo de los niños son diferentes entre ellos, consideramos que la mayoría están dentro de la normalidad aunque uno empiece a hablar unos meses antes que otro, o que otro empiece a gatear unos meses antes que otro.

Pero existe un grupo de niños en los que observamos que este patrón y ritmo del desarrollo es tan distinto que no entra dentro de los parámetros de la “normalidad” del desarrollo, y estos son los niños que pueden estar experimentando un trastorno del neurodesarrollo.

Así pues, el TEA es un trastorno del neurodesarrollo, originado a consecuencia del propio desarrollo del cerebro del niño, y de hecho, el autismo uno de los trastornos del neurodesarrollo más frecuentes.

Por lo tanto es muy importante desmentir falsos mitos sobre el origen del autismo como que los niños que desarrollan esta condición es porque los padres no los han estimulado lo suficiente o porque no han recibido suficiente afecto.

El TEA es un trastorno del neurodesarrollo y cualquier otra explicación ha quedado totalmente desmentida científicamente.

Los primeros síntomas aparecen en los primeros años de vida

Siendo el autismo un trastorno del neurodesarrollo, es normal que los primeros síntomas aparezcan durante los primeros años de vida.

Decimos que es normal que así sea porque durante los primeros años de vida es cuando el cerebro experimenta el gran proceso de desarrollo, y es en esta etapa cuando podemos empezar a observar ciertos síntomas que nos pueden indicar que ese niño o niña puede estar desarrollando un cuadro clínico de autismo.

Es por este motivo que la intervención temprana es tan importante en las personas con TEA, porque estimular a un niño pequeño con signos de autismo puede hacer rectificar hasta cierto punto este desarrollo cerebral propio del autismo que se está produciendo.

Aunque en la mayoría de personas con TEA se les puede observar algún síntoma de autismo en los primeros años de vida, existen casos más leves de autismo en que estas dificultades no se observen hasta su adolescencia.

En los casos más leves puede que observemos los primeros síntomas entrando en la adolescencia, cuando las exigencias sociales tan altas de esta etapa ponen de relieve las dificultades sociales más sutiles que estas personas con autismo leve puedan tener.

El autismo es un espectro

El autismo puede presentarse de formas muy diversas, y además puede presentarse con distintos grados de severidad, desde personas con un TEA muy leve a personas con un TEA muy severo, y es por este motivo que decimos que el autismo es un espectro.

Así pues existen casos que tienen una sintomatología muy leve que solo se pondrá de manifiesto en situaciones muy concretas y otros casos más severos que necesitan apoyos muy importantes para su desarrollo en el día a día.

Además, el hecho de presentar dificultades asociadas hace que el TEA pueda presentarse con una variabilidad todavía más grande, ya que a parte de autismo muchas personas tienen otras dificultades como trastornos del sueño, trastornos del lenguaje o alteraciones sensoriales.

A nivel clínico, para diferenciar a las personas dentro de este espectro se clasifica el TEA a través de 3 grados o niveles de afectación, que se organizan en función de los grados de apoyo que la persona necesita, desde el autismo de nivel 3 para las personas que necesitan ayuda muy notable, el de nivel 2 para las personas que necesitan ayuda notable y el autismo de nivel 1, para las personas que necesitan ayuda más puntual.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar