AUTISMO EN BEBÉS: síntomas, tests, terapias y cómo detectarlo

Niño de 1 año

El autismo en bebés se caracteriza por tener unos síntomas y características muy sutiles que pueden ser detectados por parte de profesionales especializados.

Aunque no en todos los casos, en algunos el autismo puede ser detectado durante los primeros meses de vida, cuando el niño todavía es un bebé.

Existen algunos tests que nos ayudan a detectar estos síntomas del autismo en bebés, y este diagnóstico tan temprano nos permite empezar una terapia lo antes posible.

Las terapias dirigidas a bebés con autismo son altamente efectivas y pueden conseguir avances que no se consiguen cuando el niño ya es más mayor.

Pero no todas las personas con autismo muestran síntomas evidentes cuando son bebés, ya que algunos los empiezan a mostras más tarde.

En este artículo vamos a exponer todo lo que necesitas saber sobre un bebé con autismo.

El bebé con autismo

Nos referimos a un bebé con autismo a los niños y niñas de hasta 2 años que muestran síntomas de autismo y han sido diagnosticados por parte de un especialista.

Realizar un diagnóstico de autismo en un bebé es complejo porque habitualmente muestran señales de alerta muy sutiles que en muchas ocasiones no se le dan importancia.

Pero la detección de estos síntomas del autismo en bebés nos puede permitir realizar un diagnóstico muy temprano y por lo tanto empezar también una intervención temprana.

De hecho uno de los factores de mayor buen pronóstico en las personas con autismo es la edad con la que se empezó la estimulación terapéutica. Cuanto antes se empieza mayores son los beneficios de esta.

Pero no todos los bebés con autismo muestran señales de alerta durante los dos primeros años de vida, ya que muchos no muestran estas señales hasta pasada esta edad.

Síntomas de autismo en bebés

Los síntomas del autismo en bebés habitualmente son muy sutiles y para detectarlos es necesario la presencia de un especialista que sea capaz de identificarlos.

Estos síntomas pueden ir desde un contacto visual peculiar o una falta de juego social con los adultos hasta no responder cuando lo llaman por su nombre.

Evidentemente las características del autismo en bebés variaran en función de la edad de este.

Es por este motivo que a continuación vamos a dividir por edades las principales características o síntomas que muestran los bebés con autismo.

Evidentemente en cada etapa posterior también puede haber la presencia de los síntomas de los meses anteriores, y signos que suelen aparecer en determinados meses en algunos casos aparecen más pronto.

Por este motivo recomendamos leer la lista completa de los síntomas más típicos en todos los meses:

Autismo en bebés de 2 meses

Durante los dos primeros meses de vida las señales de autismo son muy leves y por lo tanto en la mayoría de casos no se le dan importancia.

De hecho el diagnóstico de autismo en bebés de 2 meses es altamente improbable, pero sí que podemos exponer algunos de los síntomas que niños que posteriormente fueron diagnosticados de autismo ya mostraban a los 2 meses de edad.

Síntomas de autismo en bebés de 2 meses

  • Pobre contacto ocular
  • Poco interés en mirar la cara de los padres u otros adultos
  • Expresión facial pobre
  • No sonríe mucho por iniciativa propia
  • Cuando el adulto le sonríe al niño este no devuelve la sonrisa
  • Suelen ser «niños muy tranquilos»
  • No demandan mucho la atención de los padres

Autismo en bebés de 4 meses

A los 4 mes los bebés empiezan a tener más autocontrol sobre su cuerpo y empiezan a emerger habilidades de interacción un poco más complejas.

En esta etapa ya podemos detectar algunos síntomas más evidentes de autismo, pero sigue siendo muy altamente improbable detectar el autismo en tan solo 4 meses de vida.

Pero es cierto que se pueden detectar ciertas conductas que siendo expertos en el desarrollo de los bebés lo podemos asociar como características de autismo en bebés a los 4 meses.

Síntomas de autismo en bebés de 4 meses

  • No gira la cabeza hacia sonidos o voces familiares
  • No observa atentamente ni de forma sostenida los rostros de la gente
  • No balbucea
  • No gira la cabeza hacia sonidos nuevos
  • No imita ninguno de los sonidos que hacen los adultos
  • No imita gestos con la cara
  • No sonríe a las personas
  • No disfruta ni participa con el adulto en juegos típicos de bebés
  • Es muy poco expresivo con su cara o su cuerpo

Autismo en bebés de 6 meses

A los 6 meses el bebé ya es mucho más consciente de lo que pasa a su alrededor y expresa sus emociones a través de reacciones muy diferenciadas.

Detectar el autismo en un bebé de 6 meses sigue siendo muy poco frecuente, pero sí que en algunos casos los síntomas pueden empezar a ser evidentes.

El hecho de no girarse cuando se le llama por su nombre o la sensación de los padres de que su hijo o hija no «conecta» con ellos son señales de que algo en el desarrollo no está siendo normal.

Síntomas de autismo en bebés de 6 meses

  • No se gira al escuchar su nombre
  • No se gira al escuchar sonidos divertidos, fuertes o curiosos
  • No comprende la prohibición cuando un adulto le dice «no»
  • Cuando un adulto le dirige un sonido él no responde con otro sonido
  • Balbucea pero no utiliza consonantes en el balbuceo
  • No disfruta ni pide a través de gestos continuar con juegos típicos de bebés
  • No utiliza sonidos para expresar alegría o enfado
  • Parece no reconocer la voz de papá y mamá
  • Reacciona de igual forma al ver a papá o mamá que a un desconocido

Autismo en bebés de 9 meses

A los 9 meses las habilidades de interacción y comunicación del beberian empezar a ser más elaboradas.

En esta etapa el bebé tiene mucho interés en comunicarse con los demás a través del balbuceo, de la mirada o de la propia conducta.

Aunque los diagnósticos de autismo a los 9 meses siguen siendo muy bajos las señales de alerta del autismo empiezan a hacerse más evidentes.

Síntomas de autismo en bebés de 9 meses

  • No señala con el dedo para pedir
  • Parece no mostrar afecto hacia sus padres o cuidadores
  • Parece no disfrutar de la presencia de los adultos
  • No comprende palabras simples
  • No balbucea utilizando consonantes
  • No intenta imitar las verbalizaciones de los adultos
  • Bajo contacto ocular al intentar comunicarse con un adulto
  • No llama la atención de los adultos
  • Se queda mucho tiempo fijado en luces u objetos que se mueven
  • Presenta algunas conductas repetitivas, realizándolas muchas veces de forma continuada
  • No utiliza los juguetes de manera funcional

Autismo en bebés de 1 año

Los signos de autismo en bebés de 1 año empiezan a hacerse más evidentes en algunos casos.

Al primer año de edad los niños empiezan a ser más independientes, se desplazan de forma mucho más autónoma y empiezan a tener más curiosidad por todo lo que hay a su alrededor.

Como el niño de un año empieza a interactuar más con su entorno físico y con las personas de alrededor, también los síntomas del autismo empiezan a ser más evidentes.

Síntomas de autismo en bebés de 1 año

  • No presta mucha atención a las conversaciones y habla de los adultos
  • No utiliza gestos comunicativo no verbal simples, como mover la cabeza para decir «no»
  • No utiliza gestos comunicativos no verbales más complejos, como mover la mano para decir «adiós»
  • No dice ninguna palabra simple como «papá» o «mamá» ni aproximaciones a ellas
  • No intenta imitar palabras
  • No busca un objeto cuando el adulto lo esconde, es como si ya no existiera
  • No comprende palabras básicas (xupete, arriba, ven, coche…)
  • No imita las acciones de los demás
  • No señala hacia los objetos que quiere
  • Utiliza los objetos de forma inadecuada o no funcional

Autismo en bebés de 2 años

El autismo en bebés de 2 años ya empieza a ser evidente para educadores de jardines de infancia y pediatras en la mayoría de casos.

En la mayoría de casos, aunque quizás no sea del todo evidente, sí que se empiezan a detectar signos de autismo que nos pueden hacer pensar en que el bebé de 2 años tenga autismo.

De hecho actualmente se realizan muchos diagnósticos de autismo en bebés de 2 años aproximadamente, permitiendo así el inicio de una intervención temprana.

Síntomas de autismo en bebés de 2 años

  • Solamente utiliza alguna palabra suelta
  • No verbaliza frases sencillas y simples de dos palabras
  • No comprende el nombre de objetos, personas o de las partes de su cuerpo
  • Tiene dificultades en la motricidad gruesa (es «torpe»)
  • No muestra interés ni disfruta con la presencia de otros niños
  • Parece no comprender las instrucciones simples
  • No repite palabras que escucha de los adultos
  • No realiza juego simbólico (jugar con coches, con muñecas, figuras de acción…)
  • Juega de forma repetitiva
  • Utiliza los juguetes de forma inadecuada
  • Repite constantemente frases de sus dibujos favoritos

Tests de autismo para bebés

Existen una serie de tests de autismo para bebés que nos permiten detectar signos de tener autismo y poder así diagnosticar de forma segura.

El problema que nos encontramos es que no todas las pruebas o tests del autismo son válidos para bebés y tan solo podemos disponer de algunas.

De hecho el test para la evaluación de síntomas del autismo que es válido para bebés muy pequeños es el Communication and Symbolic Behavior Scales – Developmental Profile (CSBS-DP) que puede ser utilizado a partir de los 6 meses.

A partir de los 12 meses podemos utilizar el ADOS-2, a partir de los 16 meses el M-CHAT-R y a partir de los 2 años de edad también podemos incorporar el ADI-R.

EdadAplicación
CSBS-DP6 meses a 2 añosLos padres online
ADOS-212 meses hasta adultosPor parte de un profesional
M-CHAT-R16 a 30 mesesLos padres online
ADI-R24 meses hasta adultosPor parte de un profesional
Tests de autismo para bebés

A continuación explicaremos estos 4 tests y los dividiremos en «Tests de autismo aplicados por profesionales» y «Tests de autismo online», según estos tests los deban aplicar especialistas formados o puedan ser respondidos online por parte de los mismos padres.

Los tests de autismo para bebés son los siguientes:

Tests de autismo online

Tenemos la suerte de disponer de dos tests de autismo para bebés que se pueden realizar online, en tan solo unos 5 o 10 minutos obteniendo los resultados al instante.

Ante la sospecha de que nuestro hijo o hija tenga autismo lo más fácil es realizar el test online M-CHAT-R o el test online CSBS-DP para tener una primera evaluación.

Evidentemente estos tests no son suficientse como para justificar un diagnóstico de autismo, pero nos pueden aportar información muy valiosa.

A continuación explicaremos de forma más concreta las características de la prueba M-CHAT-R y de la prueba CSBS-DP.

M-CHAT-R

M-CHAT-R autismo

El test M-CHAT-R es un cuestionario aplicable a bebés de 16 a 30 meses de edad en los que existan sospechas de que pueda tener autismo.

Este test debe ser respondido por los padres y se puede realizar online.

Es importante destacar que los resultados de esta prueba no son suficientes como para realizar un diagnóstico seguro de autismo, pero sí que nos aporta información sobre si debemos consultar a un especialista o no.

CSBS-DP

El test CSBS-DP (por sus siglas en inglés de Escala de Comunicación y Comportamiento Simbólico – Perfil del Desarrollo) es una prueba dirigida a bebés de 6 a 24 meses de edad.

Esta prueba consta de 24 preguntas que deben ser respondida por parte de los padres del niño o niña con sospechas de tener autismo.

Una vez administrado el test obtendremos resultados en las áreas de la comunicación social, el lenguaje expresivo y las habilidades simbólicas, áreas que se ven afectadas en el autismo.

Por lo tanto este test nos permite evaluar sintomatología propia del autismo en bebés muy pequeños, desde los 6 meses de edad.

¿Sospechas de tener autismo?

Realizar TEST AUTISMO ONLINE

Para TODAS las edades

Tests de autismo aplicados por profesionales

Para una evaluación adecuada de los síntomas de autismo en un bebé es necesario la aplicación de tests de autismo por parte de un profesional.

Existen una serie de tests que han demostrado ser efectivos en el diagnóstico del autismo en bebés si son administrados por profesionales cualificados.

A pesar de que estos tests sean efectivos es importante destacar que el diagnóstico del autismo en bebés es muy complicado y muchas veces puede pasar desapercibido.

Es por este motivo que si detectamos alteraciones en el desarrollo del bebé y aunque obtengamos resultados negativos de autismo con estas pruebas, hay que empezar una estimulación especializada, aunque no tengamos un diagnóstico formal.

ADOS-2

ADOS-2 - ESPACIO AUTISMO

El test ADOS-2 es la prueba dirigida a la evaluación de los síntomas del autismo que más efectividad ha demostrado.

Es una prueba que puede ser administrada desde los 12 meses hasta la adultez, y debe ser aplicada por un profesional altamente cualificado.

De hecho para la aplicación correcta del test ADOS-2 es necesario tener formación específica en la administración de esta prueba, por la complejidad que esta tiene.

La prueba nos aporta mucha información sobre la posible presencia de sintomas propios del autismo y nos permite poder realizar una evaluación muy precisa.

Podriamos decir que el test ADOS-2 es la prueba del autismo por excelencia, la más utilizada y la más precisa.

ADI-R

ADI-R - ESPACIO AUTISMO

El test ADI-R es una entrevista que se realiza a los padres para la evaluación de los síntomas de autismo de su hijo o hija.

Esta prueba se puede aplicar a los padres cuyos hijos tienen 2 años o más, hasta la adultez.

El test para la detección del autismo ADI-R debe ser administrado por parte de un profesional formado, y nos aporta información muy valuosa para el diagnóstico del TEA.

El problema del ADI-R es que no se puede aplicar antes de los 2 años de edad, por lo que en bebés menores de 24 meses no será posible administrarlo.

Pero para niños y niñas mayores de 2 años la aplicación de esta prueba es muy recomendable, ya que junto con el ADOS-2 son las pruebas más efectivas para la evaluación del autismo.

Terapia para bebés con autismo

La terapia para bebés con autismo es altamente efectiva si es realizada por parte de terapeutas cualificados y siguiendo métodos que hayan demostrado ser efectivos a través de evidencia científica.

En el autismo la intervención precoz es clave porque se ha demostrado que cuanto antes se empieza la terapia mayores son los progresos de la persona.

Por lo tanto una vez detectado el autismo en un bebé hay que empezar una terapia o estimulación especializada, pero esta debe cumplir una serie de criterios.

A continuación vamos a hablar sobre la importancia de la terapia para bebés con autismo y cuál de todas las terapias disponibles se considera que es la mejor.

Importancia de la terapia para bebés con autismo

La terapia para bebés con autismo es de enorme importancia porque es la que más beneficios terapéuticos puede obtener.

En el autismo, así como en todos los trastornos del neurodesarrollo, uno de los factores de mayor buen pronóstico es la edad en la que se empieza la terapia.

Esto significa que cuanto antes se empiece la intervención terapéutica mayores podrán ser los avances en el desarrollo del bebé.

El hecho de que la intervención temprana sea tan efectiva en los bebés y niños con autismo se explica por dos motivos: la neuroplasticidad en los bebés y el «círculo patológico» del autismo.

Neuroplasticidad de los bebés

La neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro de generar nuevas conexiones neuronales a consecuencia de los estímulos que recibe del exterior.

De forma más comprensible podríamos decir que la neuroplasticidad es la capacidad de aprendizage que tiene un cerebro.

Este concepto es muy importante porque la neuroplasticidad es mucho mayor en los bebés que en los niños más mayores, y por lo tanto esto significa que el momento en el que el cerebro tiene más capacidad de «aprender» es cuando somos bebés .

Durante los primeros meses de vida es el período donde el cerebro evoluciona más tanto a nivel de volumen como a nivel de conexiones neuronales.

Esto significa que el cerebro de los bebés experimenta grandes cambios en un período muy corto de tiempo.

En este període el cerebro se desarrolla y podríamos decir que «se está formando».

Por lo tanto los cambios que podemos obtener a nivel del neurodesarrollo durante este período de tiempo serán mucho mayores que en etapas posteriores.

Círculo patológico del autismo

El gran problema en el autismo es el «círculo patológico» que se genera por las dificultades que tiene un bebé con autismo.

Este «círculo patológico» explica como el autismo se desarrolla y puede agravarse durante los primeros años de vida, pero también nos ofrece la oportunidad de «romperlo» a través de la estimulación temprana.

Podéis encontrar información detallada sobre el desarrollo del autismo y su «círculo patológico» en el curso online gratuito «Introducción al autismo», de la Academia Espacio Autismo.

A modo de resumen, este «círculo patológico» del desarrollo del autismo se explica de la siguiente forma:

Los bebés con autismo tienen una serie de dificultades que les impide relacionarse de forma adecuada con las personas de su alrededor.

Estas dificultades también hacen que su forma de interaccionar con los objetos de su entorno sea peculiar, de forma muy restringida, repetitiva y por lo tanto poco enriquecedora para su desarrollo.

Así pues las dificultades de los bebés con autismo hacen que estos tengan muchas menos situaciones de interacción con los adultos de su alrededor y con los objetos de su entorno.

¿Y qué pasa si un bebé interacciona poco y de forma inadecuada con las personas y objetos de su entorno? Que este bebé no aprenderá (o por lo menos lo hará de forma inadecuada) a interaccionar con los demás.

Así pues las dificultades iniciales de un bebé con autismo hacen que le impida aprender a como interaccionar con las personas y objetos de su entorno.

Por lo tanto las dificultades iniciales se agravan al no poder aprender como interaccionar con los demás, entrando en el denominado «círculo patológico» del desarrollo del autismo.

Lo que pretendemos a través de la terapia dirigida a los bebés con autismo es romper, hasta cierto punto, este «círculo patológico» y conseguir que estas dificultades se agraven lo menos posible.

¿Cuál es la mejor terapia para bebés con autismo?

La mejor terapia para bebés con autismo es aquella que cumple con las siguientes características:

  • La terapia es realizada en casa
  • El terapeuta involucra y forma a los padres
  • Se realizan evaluaciones periódicas del desarrollo del bebé
  • Se marcan objetivos terapéuticos a corto plazo
  • El terapeuta contempla todas las áreas del desarrollo del bebé
  • Se estimula a través del juego y de la diversión del bebé

Todas estas características que marcan una terapia de calidad para un bebé con autismo han sido descritas y demostradas por varios estudios científicos.

Existen varios programas de intervención que cumplen con todos estos criterios y que por lo tanto son efectivos, pero el que ha demostrado mayores beneficios para los bebés con autismo es el «Modelo Denver (ESDM)».

«Modelo Denver (ESDM)»: el más efectivo para los bebés con autismo

El «Modelo Denver (ESDM)» es el programa de terapia para bebés y niños con autismo que ha demostrado tener mayor efectividad en mejorar la sintomatología propia del autismo.

Manual Denver ESDM terapia autismo
Manual del «Modelo Denver (ESDM)» de terapia para el autismo

Este programa está especialmente diseñado para bebés y niños con autismo de 1 a 4 años de edad, aunque puede ser aplicado a menores o mayores si se considera oportuno.

El Modelo Denver cumple con todos los criterios de buenas prácticas para la intervención temprana de niños y niñas con autismo, y cada vez hay más terapeutas formados que lo aplican.

¿Cómo detectar el autismo en bebés?

Detectar el autismo en un bebé es algo complicado debido a que la sintomatología todavía es muy poco visible.

Para detectar el autismo en bebés es necesario que alguien con ciertas nociones del desarrollo típico de los bebés se dé cuenta de que algo no está evolucionando de forma neurotípica.

Normalmente son los educadores del jardín de infancia o el pediatra quienes detectan las primeras señales de alerta.

Durante los primeros meses de vida puede ser difícil por parte de los padres detectar la sintomatología de autismo en bebés, ya que esta suele ser muy sutil.

Para detectar el autismo en los bebés es importante realizar los controles pediátricos necesarios y que el sistema médico esté cualificado para detectar las primeras señales de alerta de autismo en bebés.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar