“Modelo Denver” (ESDM): La terapia con grandes resultados para niños pequeños con autismo

“Modelo Denver”, estas son las palabras que más se están escuchando durante los últimos años por lo que se refiere a la atención temprana del autismo.

Aunque coloquialmente se conoce como Modelo Denver, el nombre real de este es “Modelo Denver de Atención Temprana para Niños Pequeños con Autismo” (ESDM, por sus siglas en inglés).

Este modelo, focalizado en la mejora de las áreas del desarrollo afectadas en los niños pequeños con autismo, ha demostrado ser, a día de hoy, el modelo con mayor eficacia en el tratamiento precoz del autismo.

¿Qué es el ESDM?

El ESDM, más conocido como “Modelo Denver” o “Método Denver”, pero cuyo nombre real es “Modelo Denver de Atención Temprana para Niños Pequeños con Autismo”, es un modelo dirigido a la intervención de niños de 1 a 4 años con dificultades relacionadas con el autismo.

El ESDM está diseñado para trabajar a través del juego y de las rutinas del día a día del niño. El objetivo del modelo es crear oportunidades de comunicación entre el niño y el adulto que permitan al niño aprender nuevas habilidades de comunicación y de cognición social.

Características principales del ESDM

A modo de resumen, vamos a destacar las principales características que definen y que hacen tan eficaz al Modelo Denver:

Dirigido a niños pequeños con autismo

El hecho de estar dirigido a niños de 1 a 4 años de edad, hace que esta intervención sea especialmente eficaz. Como sabemos, cuanto antes se empiece una intervención especializada en las personas con autismo, mayores serán sus avances y su buen pronóstico.

Trabaja todas las áreas del desarrollo

Existen modelos de intervención del autismo que están dirigidos sólo a una área del desarrollo en concreto. Por ejemplo, el Sistema de Comunicación PECS, está enfocado a la comunicación y el lenguaje, o el Sistema TEACCH principalmente está dirigido a la autonomía.

En este caso, el Modelo Denver está pensado para hacer una evaluación global del niño con autismo y a partir de esta, redactar objetivos de trabajo de todas las áreas del desarrollo afectadas, desde la comunicación, el lenguaje o el juego hasta la motricidad o la autonomía.

Intervención basada en las interacciones sociales positivas

El Modelo Denver parte de la iniciativa y de los intereses del niño, y se trabaja a través del juego y de las rutinas del día a día del mismo niño.

Es decir, en términos generales, el adulto sigue la iniciativa del niño. El niño es quien decide con qué jugaremos y qué haremos, y a partir de la elección del niño, el adulto que realiza la intervención tiene que buscar las oportunidades que el juego que ha escogido el niño nos ofrece para poder trabajar los objetivos que nos hemos marcado.

En general pues, no se obliga al niño a hacer cosas que él no quiere, y por lo tanto es una modelo que se basa en las relaciones positivas, hecho que es un punto muy favorable.

Intervención realizada en los contextos naturales del niño

La investigación en el campo del autismo ha demostrado que una intervención es más eficaz si se realiza en los contextos naturales del niño.

Cuando hablamos de los contextos naturales del niño, nos referimos a los entornos donde el niño se desarrolla normalmente, como podría ser su propia casa, el parque donde va a jugar, o incluso en la misma escuela o jardín de infancia.

Por lo tanto, si se aplica el Modelo Denver, como mínimo una parte de las horas de intervención deben ser realizadas en uno de sus contextos naturales, a poder ser en la propia casa del niño.

Implicación y participación de los padres

El Modelo Denver va más allá de las horas de intervención que se realizan entre el terapeuta y el niño, ya que un niño con autismo o sin autismo está aprendiendo todo el día, no solo durante las horas con las que está con un terapeuta.

La clave del Modelo Denver es que el terapeuta tiene que ser capaz de enseñar a los padres del niño con autismo a como interactuar con su hijo o hija para facilitarle el aprendizaje de las habilidades comunicativas y sociales. Así, los mismos padres podrán estar fomentando oportunidades de comunicación a su hijo o hija durante todas las horas del día, y de manera natural.

Por lo tanto, parte del trabajo del terapeuta, será empoderar a los padres para que sean capaces, ellos mismos y con el asesoramiento del terapeuta, de sacar el mayor potencial a su hijo o hija.

Objetivos a corto plazo

En el Modelo Denver, se realiza una evaluación individual de las habilidades del niño, y se redactan unos objetivos concretos y a corto plazo, normalmente a unos 3 meses vista.

Al cabo de 3 meses, se vuelve a realizar una evaluación para determinar los objetivos a trabajar durante los 3 próximos meses.

Aplicación del ESDM por parte de terapeutas cualificados

Entender el Modelo Denver, realizar las evaluaciones del niño, diseñar los objetivos y pensar como los podemos trabajar de forma positiva con el niño, requiere mucha formación específica en el campo del autismo por parte del terapeuta.

Para un profesional es difícil aplicar el ESDM porque tiene que entender muy bien el autismo. El autismo puede presentarse de formas muy diversas entre las diferentes personas, y el profesional tiene que ser capaz de entenderlas a cada una de ellas e individualizar el modelo a la persona en cuestión.

Por lo tanto, un terapeuta que quiera aplicar de forma correcta el Modelo Denver, deberá estar altamente formado en el campo de la atención temprana del autismo y específicamente en los procedimientos del modelo en cuestión.

Aplicación del ESDM por parte de la familia

Aunque el ESDM es complejo y los profesionales que lo aplican deben estar altamente formado, los padres de un niño con autismo, con el soporte de un terapeuta especializado, pueden aplicar las estrategias que este les enseña de forma sencilla.

Hemos comentado que un profesional del autismo debe ser capaz de adaptar el modelo en la gran diversidad de casos que existen en el autismo, en cambio los padres de un niño con autismo solo tienen que entender el autismo de su niño, y aplicar el modelo, tal y como el profesional les enseñará, al perfil de su hijo, así que para unos padres, con un buen asesoramiento profesional, aplicar el Modelo Denver no es complicado.

Para unos padres, tener un asesoramiento profesional durante los primeros años de vida de un hijo con autismo es clave, porqué les otorgará las herramientas necesarias para saber como interactuar, como ayudar y como sacar el mayor potencial de su hijo o hija.

¿Cómo puedo formarme para aplicar el ESDM?

Existen dos manuales para aprender a aplicar los principios del Modelo Denver, uno dirigido a padres y otro dirigido a profesionales del autismo.

Para los profesionales, aparte del manual, existen también las formaciones oficiales del Modelo Denver, que están organizados por el Instituto MIND de la Universidad de California en Davis (Estados Unidos), universidad que desarrolló el Modelo Denver. La mayoría de estas formaciones están impartidas en inglés.

Manual para padres y cuidadores

Manual para profesionales

Formaciones para profesionales

Nuestra recomendación para las familias que busquen terapeutas para su hijo o hija con autismo, es buscar centros con formación específica en atención precoz del autismo y con formación en modelos con demostrada evidencia científica como el Modelo Denver.

Si entre los servicios próximos a vuestra localidad no existen profesionales con formación en modelos con evidencia como el Denver, os recomendamos que valoréis si los servicios que os ofrecen, como mínimo cumplen las características mencionadas en este artículo (que impliquen a la familia, que trabajen con objetivos de distintas áreas del desarrollo, que parte de la intervención se realice en contextos naturales del niño…).

Si sois padres de un niño con autismo y tenéis dudas respecto a la intervención que necesita vuestro hijo o hija, podéis contactarnos a través del chat y responderemos a vuestras cuestiones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar