Hiperlexia y autismo: la fascinación por las letras

ESPACIO AUTISMO - hiperlexia y autismo

La hiperlexia y el autismo son dos condiciones que muy a menudo aparecen de forma simultánea.

Las personas que tienen hiperlexia presentan una alta fascinación por las letras y desarrollan la capacidad de leer de forma precoz, muchas veces sin un entrenamiento previo.

Esta gran capacidad para la lectura muy frecuentemente se presenta en niños que presentan alteraciones en el desarrollo como autismo o dificultades en las relaciones sociales.

Pero aunque esta gran capacidad para la lectura parezca una gran habilidad, que lo es, a menudo la comprensión lectora de las personas con hiperlexia es más baja que la de las personas sin hiperlexia.

¿Qué es la hiperlexia?

La hiperlexia es la fascinación de algunos niños por las letras y la capacidad de adquisición de la lectura de forma precoz y sin un enseñamiento previo.

Este fenómeno se da principalmente en niños y niñas con alguna alteración en el neurodesarrollo.

Principalmente se da en personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), donde las características de estas condición favorecen la adquisición de la lectura y la fascinación por las letras.

Los niños con hiperlexia aprenden a leer de forma precoz pero presentan dificultades en comprender eso que se está leyendo.

Por lo tanto las personas con hiperlexia presentan una muy buena capacidad para la adquisición de la lectura pero una baja comprensión lectora.

Hiperlexia y autismo

La hiperlexia se presenta de forma mucho más frecuente en las personas con autismo que en las personas sin autismo.

De hecho es habitual que las personas con autismo muestren lo que se llama algún «islote de capacidad».

Los «islotes de capacidad» son algún tipo de habilidad muy potente que presentan algunas (¡no todas!) personas con autismo.

Por ejemplo algunas personas con autismo muestran excelentes capacidades de memoria visual, otras grandes capacidades por el dibujo y otras pueden presentar hiperlexia.

Hiperlexia y autismo: la fascinación por las letras

Una de las características de la hiperlexia es la fascinación por las letras.

Muchos de los niños y niñas con autismo presentan esta gran fascinación por las letras desde edades muy tempranas.

Esta fascinación por las letras se observa en niños con autismo independientemente de su grado de afectación.

Por lo tanto observamos fascinación por las letras en niños con autismo leve hasta niños con autismo y discapacidad intelectual.

Muy frecuentemente vemos a niños con autismo que se pueden entretener largos períodos de tiempo jugando con letras, ordenándolas y verbalizando el nombre de cada una de ellas antes que realizar otro tipo de juego funcional o más simbólico.

Aunque parece sorprendente hay niños con hiperlexia y autismo que no saben utilizar el lenguaje para comunicarse pero que en cambio cuando juegan con letras son capaces de denominarlas una a una.

Esta fascinación por las letras puede considerarse un interés restringido típico de las personas con autismo.

Los niños con autismo muestran mucha más facilidad por los aprendizajes cuando estos giran alrededor de sus intereses o motivaciones, y en estos casos las letras son un factor de motivación muy importante.

Así pues el hecho de que muestren tanto interés por las letras también se puede aprovechar y utilizarlas para favorecer la adquisición de nuevos aprendizajes.

Hiperlexia y autismo: niños que aprenden a leer solos

Otra característica, y de hecho la más sorprendente, que se da en las personas con hiperlexia es que estas aprenden a leer solas.

Que un niño o una niña aprenda a leer solo significa que lo hace sin necesidad de realizar una enseñanza sistemática de le lectura.

Aunque no todos los niños con autismo que muestran fascinación por las letras aprenden a leer solos, sí que es cierto que los niños con autismo son los que muestran mayor hiperlexia comparado con niños sin autismo o con algún otro tipo de trastorno en el neurodesarrollo.

Los niños con hiperlexia y autismo que aprenden a leer solos muestran ya desde edades muy tempranas que son capaces de reconocer las letras individualmente.

Más adelante empiezan a leer sílabas sin que nadie les haya enseñado explícitamente y poco a poco van leyendo palabras y frases.

Por lo tanto los niños con hiperlexia siguen los pasos de la adquisición de la lectura pero sin una enseñanza previa.

Es importante destacar que aunque haya niños y niñas con autismo e hiperlexia que arpenden a leer solos, también hay niños y niñas con autismo con grandes dificultades para la lectura.

En los casos donde la adquisición de la lectura es difícil existen varias estrategias para intentar facilitarla.

Enseñar a leer a los niños con autismo que muestran dificultades en la lectura no es tarea fácil, por este motivo es importante adaptarnos a sus características.

Características del autismo que favorecen la hiperlexia

La hiperlexia es mucho más frecuente en personas con autismo que en personas sin autismo o con algún otro trastorno en el neurodesarrollo.

Esta mayor prevalencia de hiperlexia en las personas con autismo no es una casualidad, y el motivo es que las características del autismo son ideales para tener fascinación por las letras y por tener predisposición para aprender a leer sin un enseñamiento explícito.

Hay una serie de características propias del autismo que favorecen el desarrollo de la hiperlexia, y estas son las principales:

Gran memoria visual

La mayoría de personas con autismo tienen una gran percepción visual y una gran memoria visual.

Tener una buena percepción visual significa que son capaces de interpretar de forma muy efectiva toda la información que entra por el canal visual, por los ojos.

De hecho coloquialmente se dice que las personas con autismo son «aprendices visuales», ya que procesan mucho mejor la información visual que la verbal.

Por este motivo es muy efectivo utilizar soportes visuales en el día a día de las personas con autismo, como horarios visuales, historias sociales o instrucciones visuales.

En el curso online «Los Soportes Visuales en el Autismo» hablamos en profundidad sobre este tema.

Por otro lado las personas con autismo suelen tener también gran memoria visual.

Esto significa que pueden recordar de forma muy fácil cosas que han visto, información registrada a través de los ojos.

Por lo tanto una buena percepción visual y una buena memoria visual ayudan a recordar de forma muy fácil las letras, los nombres de las letras y hace que las personas con autismo disfruten del abecedario.

Rigidez cognitiva: placer por las cosas claras y concretas

La rigidez cognitiva, en mayor o menor grado, es una de las características presentes en todas las personas con autismo.

Esta rigidez cognitiva implica que las personas con autismo les gustan las cosas que son invariables, las cosas que son concretas y claras.

Las personas con autismo tienen preferencia por las cosas que no son interpretables: lo blanco es blanco, y lo negro es negro.

Por ejemplo las personas adultas con autismo y con habilidades cognitivas dentro de la normalidad les suelen gustar trabajos como informática, matemáticas o la física, porque son cosas exactas, no son interpretables.

Pero estas personas no les suelen gustar tanto profesiones como sociología o psicología, donde nada es exacto y todo es interpretable.

Así pues esta rigidez cognitiva hace que muchos niños con autismo les encanten las letras y los números.

Las letras son las que son, la letra A es la letra A, y nadie podrá decirte que es la B. Por lo tanto las letras no son interpretables. Las letras son claras y concretas y por este motivo les gustan tanto.

Hiperlexia y autismo: Pautas para padres y profesores

Normalmente la hiperlexia en un niño o niña con autismo se considera un «islote de capacidad».

El desarrollo de las capacidades de las personas con autismo suelen ser marcadamente desiguales.

Esto significa que habitualmente algunas áreas como las habilidades sociales o comunicativas se desarrollan de forma muy débil y otras como la memoria visual o la atención selectiva de forma muy potente.

Las áreas que se desarrollan de forma muy potente se denominan coloquialmente como «islotes de capacidad».

Pero aunque la hiperlexia se pueda considerar como un «islote de capacidad» hay ciertas pautas que padres y profesores tienen que tener en cuenta:

Utilizar las letras para establecer juego compartido

A través del juego compartido con los adultos los niños desarrollan muchas de sus habilidades sociales y comunicativas.

Uno de los problemas en los niños con autismo es que puede ser muy complicado establecer juego compartido entre él y un adulto.

Es por este motivo que es importante seguir los intereses del niño (aunque sean peculiares o extraños) cuando jugamos con él: Si le gustan los dinosaurios, jugamos con dinosaurios, si le gustan las velas, jugamos con velas, y si le gustan las letras, jugamos con letras.

Así pues en los niños con hiperlexia y autismo es importante utilizar las letras para jugar y establecer interacción con ellos.

Potenciar la lectura: incrementar la autoestima

Muchas veces nos focalizamos demasiado en las dificultades de las personas con autismo y poco en sus capacidades.

De hecho las personas con autismo muchas veces tienen la sensación que muchas cosas les salen mal e incluso son más propensos a tener cuadros clínicos depresivos en la adultez.

Por este motivo es importante centrarnos también en sus capacidades. Cuando no existe una discapacidad intelectual muchas veces pueden ser brillantes en determinados campos.

En las personas con autismo e hiperlexia hay que potenciar las habilidades lectoras, que sean conscientes que son excelentes lectores y estar orgullosos de ello.

Trabajar la comprensión lectora

La capacidad para leer y la comprensión lectora son dos cosas distintas y que no siempre van de la mano.

Una cosa es la capacidad para leer, que es el hecho de poder leer un texto concreto, y la otra es la comprensión lectora, que consiste en comprender lo que se está leyendo, el contenido del texto.

A veces puede parecer que como un niño con hiperlexia ha aprendido a leer por su cuenta y a una edad temprana, su comprensión lectora será buena, pero habitualmente no es así.

Es frecuente que los niños con autismo e hiperlexia no tengan buena comprensión lectora, y que por lo tanto no comprendan bien lo que están leyendo.

Por este motivo es importante trabajar y estimular la comprensión lectora de estos niños.

Para hacerlo es recomendable ir leyendo pequeñas frases o textos e ir preguntándole qué es lo que dice y que nos explique el contenido del texto.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la hiperlexia?

La hiperlexia es la fascinación por las letras y la adquisición de la lectura de forma precoz y sin un enseñamiento previo. Aunque las personas con hiperlexia muestran excelentes capacidades para la lectura, habitualmente su comprensión lectora es pobre

¿Cómo se detecta la hiperlexia?

No existe un test ni una prueba para detectar la hiperlexia. Pero és fácilmente detectable al observar niños y niñas con fascinación por las letras y que empiezan a leer de forma temprana sin que nadie les haya enseñado. Se da más frecuentemente en niños y niñas con autismo.

¿Cómo se trata la hiperlexia?

En los casos de niños y niñas con hiperlexia es importante reforzar y estimular la comprensión lectora. Ya que aunque muestren muy buenas capacidades para le lectura habitualmente su comprensión lectora es baja.

Compartir artículo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar