¿Qué es un «interés restringido» en el autismo? ¿Cómo gestionarlos?

ESPACIO AUTISMO - interés restringido

Los intereses restringidos son una de las características más destacables de las personas con autismo

Estos intereses restringidos pueden ser algo positivo o negativo en función de sus características y de cómo se gestionen

En el autismo, los intereses restringidos son una de las características más evidentes y destacables.

Aunque no todas las personas con autismo presentan intereses restringidos, sí que lo hacen la gran mayoría.

Si quieres aprender qué son los intereses restringidos en el autismo y cómo manejarlos, ¡continúa leyendo!

Muchas personas con autismo tienen una o varias áreas de interés muy potentes y pueden llegar a ser auténticos expertos en la materia.

Estos intereses restringidos varian en función de la persona, pero también irán determinados en función de la capacidad cognitiva de esta.

Esperamos que este artículo le ayude a comprender mejor los intereses restringidos y el autismo.

👉 ¿Qué es un INTERÉS RESTRINGIDO?

Un interés restringido en el autismo es una de las características más llamativas de este trastorno del neurodesarrollo.

Los intereses restringidos en el autismo se dan cuando las personas muestran un interés extremadamente fuerte y enfocado en ciertos temas, objetos o actividades de manera poco común en comparación con las personas neurotípicas.

Estos intereses pueden ser atípicos en comparación con los de la población general y a menudo se manifiestan como obsesiones o pasiones extremadamente centradas.

Los intereses restringidos en el autismo pueden variar ampliamente entre las personas en el espectro, y la intensidad de estos intereses también puede diferir.

Es importante comprender que estos intereses pueden desempeñar un papel significativo en la vida de una persona con autismo, y comprenderlos es esencial para brindar un apoyo adecuado.

Más adelante, en este artículo, veremos cómo gestionar los interes restringidos por parte de los padres y educadores, ya que no se deben ni prohibir ni dejar que acaparen el 100% del tiempo libre de la persona.

EJEMPLOS de Intereses Restringidos en el Autismo

A continuación expondremos 3 ejemplos de intereses restringidos en el autismo.

Para facilitar la comprensión de los intereses restringidos en el autismo, expondremos un caso de intereses restringidos en un niño con autismo, otro en un adolescente, y otro en un adulto.

Ejemplo de interés restringido en un niño con autismo

Interés muy potente en trenes: Un niño con autismo que tiene un interés restringido obsesivo en los trenes. Puede pasar horas estudiando libros sobre trenes, memorizando horarios, coleccionando modelos de trenes y hablando incansablemente sobre locomotoras y rieles. Este interés puede ser tan apasionado que el niño prefiere pasar su tiempo jugando solo con sus trenes en lugar de interactuar con otros niños.

Ejemplo de interés restringido en un niño con autismo

Interés muy potente por la astronomía: Adolescente en el espectro autista que tiene un interés restringido en la astronomía. Puede pasar noches enteras observando las estrellas, estudiando planetas y leyendo sobre el cosmos. Este interés puede ser tan profundo que el adolescente podría restringir sus actividades sociales para dedicar más tiempo a su pasión astronómica, lo que podría afectar sus relaciones sociales.

Ejemplo de interés restringido en un niño con autismo

Interés muy potente en la programación informática: Un adulto con autismo que tiene un interés restringido en la programación informática. Puede dedicar la mayor parte de su tiempo libre a codificar software, resolver problemas informáticos complejos y participar activamente en comunidades en línea relacionadas con la programación. Este interés puede ser beneficioso en términos de desarrollo profesional, pero también podría llevar al adulto a descuidar otras áreas de su vida si no se gestiona adecuadamente.

👍​ Intereses restringidos en el autismo: ¿Qué tener en cuenta?

Los intereses restringidos pueden tener un gran impacto en la vida de las personas con autismo, tanto en positivo como en negativo.

Tener un interés restringido muy potente puede ayudar a alcanzar un éxtio profesional, debido a la gran especialización en el tema.

Pero este éxito profesional dependerá de muchas otras variables de la persona con autismo.

Además, como padres o educadores, se plantean preguntas como si debemos fomentar estos intereses restringidos, o bien debemos limitarlos o prohibirlos.

A continuación vamos a profundizar sobre estos y más conceptos en relación a los intereses restringidos en el autismo.

¿Los intereses restringidos ayudan en el éxtio profesional?

Es fundamental destacar que el dominio de un tema de interés no garantiza automáticamente el éxito profesional, y a continuación exponemos varias razones que lo explican en detalle.

En primer lugar, es necesario considerar la naturaleza del interés restringido en sí.

No todos los intereses restringidos son iguales. Algunos pueden ser altamente funcionales y socialmente aceptables, como la informática, la física o la matemática, donde un conocimiento profundo puede traducirse en una carrera exitosa.

Sin embargo, otros intereses pueden ser más limitados en términos de oportunidades laborales.

Por ejemplo, si el interés restringido se centra en temas altamente especializados y poco demandados, como los dinosaurios, los calendarios o los tipos de cerraduras y llaves, es posible que sea más difícil encontrar una salida profesional que se alinee con ese interés.

Además, es importante reconocer que el éxito profesional no se basa únicamente en el conocimiento técnico.

Si bien es esencial tener un profundo conocimiento en un campo determinado, también se requieren una serie de habilidades sociales, emocionales y profesionales para triunfar en el ámbito laboral.

Estas habilidades incluyen la capacidad de comunicarse efectivamente, trabajar en equipo, resolver conflictos, adaptarse a cambios y tomar decisiones asertivas.

Para muchas personas con autismo, el desarrollo de estas habilidades puede ser un desafío adicional que debe abordarse para lograr el éxito profesional.

¿Cómo gestionar los intereses restringidos en el autismo?

Saber como gestionar los intereses restringidos en el autismo es un aspecto importante en el apoyo a las personas en el espectro.

No existe una única respuesta, ya que cada individuo es único y puede tener diferentes tipos de intereses y necesidades. Sin embargo, existen enfoques generales que pueden ayudar a abordar esta cuestión de manera efectiva.

En primer lugar, es importante reconocer que los intereses restringidos pueden ser una fuente de satisfacción y confort para las personas con autismo.

Estos intereses pueden proporcionar un sentido de identidad y ayudar a calmar la ansiedad.

Por lo tanto, no se deben eliminar por completo, a menos que sean dañinos o interfieran significativamente con la vida cotidiana.

Una estrategia es fomentar la comprensión y aceptación de estos intereses por parte de la familia, amigos y entorno.

Esto puede crear un ambiente de apoyo donde la persona con autismo se sienta valorada por sus intereses y pueda compartirlos de manera adecuada.

Además, es fundamental equilibrar estos intereses con otras actividades importantes.

Esto implica programar un tiempo específico para el interés restringido y también para otras actividades, como tareas diarias, interacciones sociales y actividades educativas o laborales.

Establecer rutinas claras y predecibles puede ser útil para ayudar a la persona a alternar entre sus intereses y otras responsabilidades.

¿Cuándo prohibir o limitar los intereses restringidos?

Limitar o prohibir los intereses restringidos en el autismo es una decisión que debe tomarse con extrema precaución y solo en situaciones excepcionales.

La regla general es fomentar un equilibrio saludable entre los intereses y las actividades diarias en lugar de prohibirlos de manera abrupta.

Sin embargo, hay casos específicos en los que se podría considerar limitar o controlar estos intereses:

  1. Intereses dañinos o peligrosos: Si el interés restringido presenta un riesgo para la seguridad o la salud de la persona con autismo o para otros, es necesario intervenir. Por ejemplo, si alguien tiene un interés obsesivo en productos químicos peligrosos o actividades autolesivas, se debe tomar medidas para garantizar la seguridad.
  2. Interferencia significativa en la vida cotidiana: Cuando un interés restringido consume la mayor parte del tiempo de la persona y evita que participe en actividades esenciales como la alimentación, el cuidado personal, la educación o el trabajo, puede ser necesario limitarlo para asegurar un funcionamiento adecuado en la vida diaria.
  3. Problemas de salud mental asociados: Si los intereses restringidos están relacionados con problemas de salud mental, como la depresión o la ansiedad, o si están exacerbando estos problemas, es importante intervenir y buscar apoyo profesional.
  4. Aislamiento social extremo: Si la obsesión por un interés restringido lleva al aislamiento social y evita que la persona interactúe con otros, se debe considerar una intervención para fomentar la participación en actividades sociales y la construcción de relaciones interpersonales.
  5. Desarrollo de habilidades insuficiente: Si el enfoque constante en un interés restringido impide el desarrollo de habilidades esenciales, como las habilidades de comunicación, el autocuidado o las habilidades de vida independiente, puede ser necesario limitar temporalmente el acceso a ese interés para permitir el crecimiento en otras áreas.

Es fundamental abordar estos casos de manera delicada y en colaboración con profesionales de la salud y terapeutas especializados en autismo.

Las estrategias para limitar o controlar los intereses restringidos deben estar diseñadas para minimizar la resistencia y el estrés en la persona con autismo, y siempre deben ir acompañadas de un plan de apoyo que promueva el desarrollo de habilidades alternativas y el bienestar general.

La prioridad es garantizar la seguridad y el funcionamiento adecuado de la persona, al mismo tiempo que se respeta su autonomía y sus intereses en la medida de lo posible.

🆚​ Intereses neurotípicos Vs Intereses en el autismo

Tanto personas neurotípicas como persona con autismo pueden tener intereses muy fuertes o apasionados hacia un tema concreto.

Sin embargo, existen diferencias notables entre los intereses de estos dos colectivos de persona.

A continuación, exploraremos las principales diferencias que se dan entre los intereses de las personas neurotípicas y los intereses restringidos de las personas con autismo:

Intensidad y Duración:

  • Neurotípicos: Las personas neurotípicas pueden tener intereses apasionados, pero su intensidad y duración tienden a variar. Pueden involucrarse en sus intereses de manera intermitente y cambiar de uno a otro con el tiempo.
  • Autismo: En contraste, las personas con autismo a menudo exhiben intereses restringidos extremadamente intensos y persistentes. Pueden dedicar largas horas, días o incluso años a un interés específico, a veces a expensas de otras actividades cotidianas.

Socialización:

  • Neurotípicos: Los intereses de las personas neurotípicas a menudo involucran actividades compartidas con amigos y familiares, lo que fomenta la interacción social.
  • Autismo: Los intereses restringidos en el autismo son típicamente solitarios. Las personas con autismo suelen disfrutar de sus intereses en soledad, lo que puede llevar al aislamiento social si no se maneja adecuadamente.

Repetitividad:

  • Neurotípicos: Si bien las personas neurotípicas pueden repetir actividades de vez en cuando, sus intereses tienden a ser más diversos y cambiantes con el tiempo.
  • Autismo: Los intereses restringidos en el autismo a menudo se caracterizan por la repetición constante de ciertas actividades o patrones de comportamiento. Esta repetitividad puede ser una fuente de comodidad y seguridad para la persona con autismo, pero también puede limitar la flexibilidad en su vida diaria.

👌 Sacar provecho de los intereses restringidos

Una característica destacada en el autismo es la intensidad con la que las personas pueden enfocarse en sus intereses restringidos.

Esta intensidad puede convertirse en una herramienta valiosa en su educación y desarrollo.

A continuación explicaremos cómo sacar el máximo provecho a estos intereses:

  1. Potenciar el Aprendizaje a través de Intereses: Aprovechar los intereses restringidos para facilitar el aprendizaje es una estrategia efectiva. Si a alguien le fascinan los dinosaurios, se pueden utilizar dinosaurios en ejercicios matemáticos, actividades artísticas o lecciones sobre colores. Esto no solo aumenta la motivación, sino que también crea conexiones significativas con el aprendizaje.
  2. Personalización de la Educación: Reconociendo que cada persona con autismo tiene intereses únicos, la personalización de la educación es esencial. Adaptar el currículo y las actividades a los intereses individuales de cada persona puede mejorar su compromiso y comprensión.
  3. Desarrollo de Habilidades Sociales: Los intereses restringidos pueden ser un punto de partida para desarrollar habilidades sociales. Por ejemplo, si alguien ama los trenes, se pueden organizar actividades en grupo relacionadas con trenes para fomentar la interacción y la comunicación con otros.

Ampliar los intereses de la persona con autismo

Es importante que, más allá de respetar y saber gestionar de manera adecuada los intereses de la persona con autismo, se fomente el interés hacia otros temas.

Fomentar el interés hacia otros temas será adecuado para el desarrollo de la persona con autismo.

La ampliación de los intereses de la persona con autismo puede ser beneficioso para la persona, tal y como comentamos en los siguientes puntos:

  1. Ampliación de Intereses: Aunque es importante respetar los intereses restringidos, también es beneficioso introducir gradualmente nuevas áreas de interés. Esto puede ayudar a diversificar los intereses y promover un desarrollo más completo.
  2. Fomento de la Flexibilidad: Trabajar en la capacidad de cambiar entre intereses y actividades es esencial para el crecimiento. Esto ayuda a las personas con autismo a adaptarse a diferentes situaciones y entornos.

​🔵​ CONCLUSIONES

En el autismo, los intereses restringidos son una característica destacada y común.

Aunque no todos los individuos en el espectro presentan estos intereses, la gran mayoría los experimenta de alguna forma.

Este artículo ha explorado a fondo el mundo de los intereses restringidos en el autismo, brindando una comprensión más completa de este aspecto crucial.

Los intereses restringidos en el autismo son manifestaciones de una intensa fijación en temas, objetos o actividades particulares, a menudo de manera inusual en comparación con las personas neurotípicas.

Estos intereses pueden variar ampliamente y se manifiestan de manera obsesiva o apasionada.

Hemos proporcionado ejemplos que ilustran cómo estos intereses se manifiestan en diferentes etapas de la vida, desde niños hasta adultos, demostrando la diversidad de intereses restringidos que pueden surgir en el autismo.

En cuanto a la gestión de estos intereses, es esencial equilibrar el respeto por los intereses individuales con la necesidad de participar en actividades diarias y desarrollar habilidades sociales y emocionales.

Limitar o prohibir los intereses restringidos solo debe considerarse en casos excepcionales donde representen un riesgo para la seguridad o interfieran significativamente con la vida cotidiana.

En resumen, comprender y gestionar los intereses restringidos en el autismo es fundamental para brindar un apoyo adecuado y promover un equilibrio saludable entre la singularidad de cada individuo y las demandas de la vida cotidiana.