Las personas con autismo sí que quieren tener amigos

Nos gustaría no tener que escribir artículos como este, pero todavía sigue siendo necesario desmontar mitos como que las personas con autismo siempre son personas solitarias, o que las personas con autismo no quieren tener amigos.

Aunque toda la gente que conozca a alguien con autismo sabrá bien que las personas con autismo sí quieren tener amigos, aunque a veces quizás no saben cómo, todavía hay muchas personas que creen que las personas con autismo simplemente no quieren tener amigos.

¿Por qué puede parecer que las personas con autismo no quieren tener amigos?

Hay una diferencia muy importante entre querer algo, y saber cómo conseguirlo, y aquí está la raíz de los problemas sociales de las personas con autismo.

Aunque sí es cierto que pueden disfrutar menos de las interacciones sociales y de las amistades que las personas neurotípicas, esto a menudo es porqué su manera de interaccionar y de disfrutar estas relaciones es distinta, y por lo tanto, al experimentar que las interacciones son distintas a lo que ellos esperan, puede que pierdan el interés social.

Por lo tanto, las personas con autismo quieren tener amigos, pero tienen dificultades para relacionarse con los demás, y además, es posible que disfruten de las relaciones sociales de un modo que los otros no lo disfrutamos, como podría ser hablando extensamente de un tema un tanto particular o jugando repitiendo hasta la saciedad lo mismo.

Vamos a ponernos en su piel

¿Qué pasaría si te gustara bailar, pero no tuvieras buenas habilidades para el baile? Quizás buscarías compañeros de baile, pero ellos, al ver que no se te dá bien, probablemente te dejarían de lado, o los más crueles se reirían de ti. A la larga quizás el baile te dejaría de gustar, o optarías para bailar a solas cuando nadie te ve.

Pues esta situación, a modo de ejemplo y salvando todas las distancias, podría ser lo que le ha pasado a una persona con autismo cuando parece que no quiere hacer amigos.

Las personas con autismo sí pueden tener amigos

Aunque existan estas dificultades sociales, las personas con autismo pueden llegar a tener amigos, y aquí hay un trabajo importante a hacer ya desde las escuelas. Uno de los objetivos primordiales de las escuelas es fomentar la sociabilización de los niños, y lo cierto es que hoy en día existe un problema real de bullying en muchos niños y niñas con autismo.

Las escuelas deberían crear oportunidades donde el niño o niña con autismo disfrute interactuando con sus compañeros y al mismo tiempo hay que concienciar a los niños sobre las diferencias individuales, para así poder mejorar la integración y participación social de las personas con autismo en un futuro.

Pero también tenemos que dejar que las personas con autismo puedan juntarse con personas con intereses similares a los suyos, con personas que compartan su forma de ser.

A menudo, participar en grupos de uno de los intereses de la persona con autismo es una gran decisión para poder crear un circulo de amistades y disfrutar de la sociabilización.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar