¿Qué significa la palabra «autismo»?

El significado de la palabra autismo proviene del griego clásico y fue creada y utilizada por primera vez por el psiquiatra Eugene Bleuler en el año 1912.

Aunque etimológicamente la palabra autismo solo tiene una definición este concepto ha sido utilizado para definir distintos síntomas y trastornos a lo largo de los años.

En este artículo vamos a comprender la etimología de la palabra autismo, es decir el origen de esta palabra y el porqué actualmente la utilizamos para referirnos al Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

Etimología de la palabra «autismo»

La etimología es el estudio del origen de las palabras y el porqué cada palabra es como es y significa lo que significa.

El objetivo de la etimología es comprender cómo se creó cada palabra y entender también su evolución y los distintos usos que ha tenido a lo largo de los años.

El significado etimológico de la palabra «autismo» es uno y proviene del griego, pero esta palabra ha tenido una gran evolución y ha servido para referirse a distintos conceptos a lo largo de los años.

Significado y origen de la palabra «autismo»

La palabra «autismo» proviene del griego «AUTO» que significa «uno mismo» y la palabra «ISMO» que significa «proceso patológico».

Por lo tanto, la palabra «autismo» significa «proceso patológico hacia uno mismo», es decir, el proceso patológico de encerrarse hacia uno mismo.

La primera persona en utilizar la palabra autismo fue el psiquiatra Eugene Bleuler en el año 1912.

La utilizó para referirse a la perdida del contacto con el entorno y al hecho de encerrarse hacia el mundo interior que algunas personas con ciertos tipos de trastornos mentales mostraban.

Evolución de la palabra «autismo»

La palabra «autismo» ha evolucionado mucho desde su construcción por parte de Eugene Bleuler en el año 1912 hasta día de hoy.

Etimológicamente la palabra «autismo» sigue teniendo la misma definición, porque su origen es el que es, pero hoy en día el concepto autismo se utiliza para referirnos a un significado muy distinto.

La palabra «autismo» inicialmente se utilizó para definir el síntoma que Bleuler observó de perdida de contacto con el entorno, pero hoy en día no se utiliza para describir un síntoma, sinó para describir a una trastorno: el Trastorno del Espectro del Autismo.

Actualmente aunque el nombre correcto y completo de la condición es Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), también se utiliza de forma simplificada la palabra «autismo» indistintamente.

Significado de la palabra «autismo» hoy en día

Como ya hemos dicho, el origen de las palabras son los que son y no se pueden cambiar. En el caso del «autismo» su significado etimológico es «proceso patológico hacia uno mismo», y este no se puede cambiar.

Aún así, aunque el significado etimológico es el que es, las palabras y los conceptos evolucionan con el paso de los años. Una palabra que años atrás era entendida de una determinada manera, al paso de los años puede ser entendida de forma distinta.

Este es el caso de la palabra «autismo». Años atrás el concepto «autismo» era utilizado para referirse al autismo definido por Leo Kanner, que es el de personas con un autismo severo, a menudo con muchas dificultades en el lenguaje o con discapacidad intelectual asociada.

Hoy en día, desde la publicación del DSM-5, entendemos el autismo como un espectro, como el Trastorno del Espectro del Autismo, para evidenciar la enorme diversidad que existe dentro del autismo.

Actualmente no entendemos el autismo como un proceso de encerrarse hacia uno mismo y no se considera que las personas con autismo, por el hecho de tener autismo, sean personas que no quieran relacionarse con los demás o que sean felices encerrándose hacia uno mismo.

Las personas con autismo no «se encierran hacia uno mismo»

Normalmente las personas con autismo son sociables y les gusta estar con personas, y en los casos que puedan encerrarse hacia uno mismo, suele ser consecuencia de no sentirse aceptados por la sociedad, por no saber cómo integrarse socialmente, por elevadas cantidades de ansiedad social o por alteraciones sensoriales que también les pueden genera ansiedad.

Por lo tanto, vemos que el significado etimológico de la palabra «autismo», que significaba «proceso patológico hacia uno mismo», no coincide con la definición clínica del autismo que tenemos a día de hoy.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar