¿Por qué las personas con autismo tienen más problemas de alimentación?

espacio autismo dificultades alimentación

Los problemas en la alimentación pueden ser frecuentes en personas con autismo, y existen varios estudios que revelan que las personas con autismo son más propensas a tener dificultades en la alimentación. Algunos estudios indican que alrededor de un 50% de personas con autismo tienen algún tipo de dificultad de alimentación.

Estas dificultades pueden ser diversas, desde selectividad en el tipo de alimentos en función de la textura, el color o la forma, hasta a la evitación de la ingesta de nuevos alimentos.

Las causas de estas dificultades de alimentación pueden ser diversas, y es muy importante analizar en cada caso estas causas, para así poder ofrecer el tratamiento más efectivo.

Posibles causas de las dificultades de alimentación en el autismo

Causas médicas

Ante todo hay que descartar cualquier tipo de causa médica que pueda afectar a la alimentación, como pueden ser:

  • Problemas estomacales, ya sea por motivos como la intolerancia a ciertos alimentos o reacciones a medicación.
  • Irritación de garganta.
  • Problemas bucales, como dolor de muelas.

Causas por las propias características del autismo

Las características propias del autismo pueden generar dificultades de alimentación. Estas características implicadas pueden ser:

  • Alteraciones sensoriales, que pueden desarrollar evitación a ciertas texturas, sabores o olores de los alimentos, evitando así la ingesta de estos.
  • Problemas de comprensión. Ya sean problemas de comprensión de la situación en concreto o problemas de comprensión del lenguaje, pueden estar implicados en la evitación de querer comer ciertos alimentos, sobretodo si son nuevos. Para mejorar la comprensión sabemos que los soportes visuales pueden ser muy útiles en ciertos casos.
  • Problemas de rigidez cognitiva, que puede desarrollar la evitación de alimentos si no se presentan de la misma forma de siempre, o en el mismo contexto de siempre.

En conclusión, vemos que algunos problemas en la alimentación en personas con autismo pueden ser generados debido a las características propias del autismo. aunque de entrada se tiene que evaluar si hay alguna causa médica que pueda estar afectando a la alimentación.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar