Familias

espacio autismo dsm-5

El DSM-5, el manual de los Trastornos en Salud Mental

El DSM-5 es el manual donde se describen todos los trastornos y condiciones psicológicas y mentales y en este artículo podrás descargar el DSM-5 en pdf y de forma gratuita.

El nombre de DSM-5 son las iniciales de «Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5th edition», que traducido significa «Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales 5ª edición».

El manual DSM-5 junto con el CIE-11 son los dos manuales de referencia para el diagnóstico de cualquier trastorno o condición mental.

En este artículo vamos a explicar qué es el DSM-5 y qué nos dice este manual sobre el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

Al final del artículo también os podréis descargar el DSM-5 en formato pdf y de forma gratuita.

🤔​ ¿Qué es el DSM-5?

El DSM es el sistema de clasificación de los trastornos mentales más utilizado a nivel internacional.

En este caso, al hablar del DSM-5 nos referimos a la quinta y más actual edición del manual, publicada en el año 2013.

En el manual DSM-5 se describen todos los trastornos mentales que conocemos a día de hoy y se detallan todos los criterios diagnósticos de cada uno de ellos.

Por lo tanto en el momento de realizar un diagnóstico los profesionales deben evaluar si la persona cumple o no con los criterios diagnósticos de alguno de los trastornos definidos en el DSM-5.

Si la persona cumple los criterios diagnósticos de alguno de los trastornos descritos en el DSM-5 se le puede dar el diagnóstico, pero si no los cumple no se debe dar el diagnóstico.

Así pues el DSM-5 sirve de guía para los especialistas en el momento de confirmar o descartar si existe o no un trastorno o una condición mental.

Más adelante en este artículo podrás descargar el DSM-5 completo en pdf y de forma gratuita

⚡​ El DSM-5 y el autismo

El Trastorno del Espectro del Autismo es una condición que afecta el desarrollo neurológico, mental y psicológico, y como tal está incluido en el manual DSM-5.

Por lo tanto en el momento de realizar una evaluación diagnóstica de una persona con sospechas de tener autismo es necesario comprobar si la persona cumple con los criterios diagnósticos del TEA que se describen en el DSM-5.

Para realizar esta evaluación diagnóstica se utilizan tests específicos del autismo como el ADOS-2 o el ADI-R, que deben ser aplicados por parte de un professional.

Con los resultados de estas pruebas el profesional determina si la persona cumple con los criterios diagnósticos del autismo y por lo tanto si aplica el diagnóstico o no.

También existen tests online para la evaluación del autismo que te indican si existe riesgo o no de tener autismo y decidir si acudir a un especialista para una evaluación formal o no.

Criterios diagnóstico del autismo

Los criterios diagnósticos del autismo en el DSM-5 se enmarcan en dos grandes áreas del desarrollo que son A. Comunicación e Interacción y B. Rigidez Cognitiva.

Además también se deben cumplir los criterios C, D, y E, que podéis leer a continuación.

Los criterios diagnósticos del autismo en el DSM-5

A. Deficiencias persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos, manifestado por lo siguiente, actualmente o por los antecedentes (los ejemplos son ilustrativos pero no exhaustivos):

  1. Las deficiencias en la reciprocidad socioemocional, varían, por ejemplo, desde un acercamiento social anormal y fracaso de la conversación normal en ambos sentidos pasando por la disminución en intereses, emociones o afectos compartidos hasta el fracaso en iniciar o responder a interacciones sociales.
  2. Las deficiencias en las conductas comunicativas no verbales utilizadas en la interacción social, varían, por ejemplo, desde una comunicación verbal y no verbal poco integrada pasando por anomalías del contacto visual y del lenguaje corporal o deficiencias de la comprensión y el uso de gestos, hasta una falta total de expresión facial y de comunicación no verbal.
  3. Intereses muy restringidos y fijos que son anormales en cuanto a su intensidad o foco de interés (p. ej., fuerte apego o preocupación por objetos inusuales, intereses excesivamente circunscritos o perseverantes).

B. Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades, que se manifiestan en dos o más de los siguientes puntos, actualmente o por los antecedentes (los ejemplos son ilustrativos pero no exhaustivos):

  1. Movimientos, utilización de objetos o habla estereotipados o repetitivos (p. ej., estereotipias motoras simples, alineación de los juguetes o cambio de lugar de los objetos, ecolalia, frases idiosincrásicas).
  2. Insistencia en la monotonía, excesiva inflexibilidad de rutinas o patrones ritualizados de comportamiento verbal o no verbal (p. ej., gran angustia frente a cambios pequeños, dificultades con las transiciones, patrones de pensamiento rígidos, rituales de saludo, necesidad de tomar el mismo camino o de comer los mismos alimentos cada día).
  3. Intereses muy restringidos y fijos que son anormales en cuanto a su intensidad o foco de interés (p. ej., fuerte apego o preocupación por objetos inusuales, intereses excesivamente circunscritos o perseverantes).
  4. Hiper- o hiporeactividad a los estimulos sensoriales o interés inhabitual por aspectos sensoriales del entorno (p. ej., indiferencia aparente al dolor/temperatura, respuesta adversa a sonidos o texturas específicos, olfateo o palpación excesiva de objetos, fascinación visual por las luces o el movimiento).

C. Los síntomas han de estar presentes en las primeras fases del período de desarrollo (pero pueden no manifestarse totalmente hasta que la demanda social supera las capacidades limitadas, o pueden estar enmascarados por estrategias aprendidas en fases posteriores de la vida).

D. Los síntomas causan un deterioro clínicamente significativo en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento habitual.

E. Estas alteraciones no se explican mejor por la discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual) o por el retraso global del desarrollo. La discapacidad intelectual y el trastorno del espectro del autismo con frecuencia coinciden; para hacer diagnósticos de comorbilidades de un trastorno del espectro del autismo y discapacidad intelectual, la comunicación social ha de estar por debajo de lo previsto para el nivel general de desarrollo.

Del autismo al Trastorno del Espectro del Autismo (TEA)

Con la publicación del DSM-5 vino un enorme cambió respecto el anterior manual diagnóstico DSM-4-TR en relación al autismo.

En el DSM-4-TR existía el Autismo y la Síndrome de Asperger como dos diagnósticos diferenciados, hecho que llevaba a muchas confusiones y a diagnósticos poco claros.

Así pues con la publicación del DSM-5 los especialistas que lo redactaron decidieron eliminar la categoría de Autismo y la de Síndrome de Asperger y las unificaron en el actual Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

Por lo tanto desde el año 2013 se utiliza el diagnóstico de TEA, poniendo especial énfasis en el concepto de «espectro», ya que el TEA puede presentarse con distintos grados de severidad.

Pero a pesar de que el diagnóstico oficial sea de TEA comúnmente seguimos utilizando la palabra autismo para abreviar el concepto de Trastorno del Espectro del Autismo.

Por lo que hace a los grados el DSM-5 divide el TEA en autismo de grado 1, autismo de grado 2 y autismo de grado 3 en función de la severidad de la sintomatología.

✍️​ ¿Quién redacta el DSM-5?

El DSM está desarrollado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA) y su primera edición fue publicada en el año 1952 (DSM-1), y hasta a fecha de hoy han habido numerosas revisiones y actualizaciones del manual a medida que se han hecho avances en el entendimiento sobre la salud mental, hasta llegar a la quinta edición actual, el DSM-5, publicada en el año 2013.

¿Sospechas de tener autismo?

Realizar TEST AUTISMO ONLINE

Para TODAS las edades y RESULTADOS immediatos

test autismo online - Espacio Autismo

Realizar test del autismo online

¿Quieres realizar un test online del autismo? ¿Tienes sospechas de que tú o alguien cercano pueda tener autismo?

En esta página podrás realizar un breve test para poder evaluar si las sospechas sobre el autismo son sólidas y decidir si acudir a un profesional para realizar una evaluación diagnóstica.

📝​ REALIZAR TEST

Selecciona el intervalo de edad de la persona evaluada

16 – 30 meses

Nombre del test: M-CHAT-R

4 – 10 años

Nombre del test: AQC

11 – 16 años

Nombre del test: AQA

más de 16 años

Nombre del test: AQS

⚡​ Más información sobre los tests del autismo

Existen muchos tests para evaluar la sintomatología del autismo pero no todos ellos cuentan con suficiente validez científica como para ser completamente fiables.

El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es una condición muy compleja y es difícil de diagnosticar.

El proceso diagnóstico del autismo es complejo y es necesario administrar varios tests por parte de un profesional especializado para poder realizar un diagnóstico válido.

Estos tests deben ser aplicados en persona, presencialmente, y los más utilizados son el ADOS-2 y el ADI-R.

Pero además existen otros tests que pueden ser realizados de forma online y ser respondidos por parte de los padres o de la misma persona con sospechas de tener autismo.

Estos tests online nos ayudan a valorar si existen factores de riesgo suficientes como para acudir a un especialista para realizar una valoración diagnostica valida y de calidad.

Si tienes sospechas de que tú o algún conocida pueda tener autismo le recomendamos realizar el test online de autismo.

Tests de autismo online

Los test de autismo online son los que se pueden realizar con un móvil u ordenador desde casa y sin la ayuda de ningún profesional.

Estos tests están compuestos por una serie de preguntas en las que tenemos que escoger una respuesta entre varias opciones.

Algunos ejemplos de estos tests online para evaluar la sintomatología propia del autismo son los que nos encontramos en la parte superior de esta página: el M-CHAT-R, el AQC, el AQA y el AQS.

TestEdadTiempoCompletar por
M-CHAT-R16 a 30 meses5 minutosPadres o adulto cercano
AQC4 a 11 años5 a 10 minutosPadres o adulto cercano
AQA9 a 16 años5 a 10 minutosPadres o adulto cercano
AQSMás de 16 años5 minutosEl adulto con sospechas de autismo
Tests de autismo online

Estos 4 tests online están diseñados para ser aplicados a personas con sospechas de tener autismo de edades distintas.

Como vemos en la tabla anterior, con los tests online para el autismo podemos evaluar los síntomas desde bebés con autismo hasta adultos

Test M-CHAT-R

El test M-CHAT-R (Lista de Verificación Modificada para el Autismo en Bebés, Revisada) es un cuestionario de 20 preguntas destinado a evaluar los síntomas del autismo en niños y niñas de 16 a 30 meses de edad.

Esta prueba debe ser respondida por los padres o un adulto que conozca bien el niño o niña.

Una puntuación superior a 8 significa que existe un alto riesgo de que el niño tenga autismo, y que por lo tanto se debe consultar a un especialista para realizar una evaluación diagnóstica profesional.

Puntuación test M-CHAT-RResultado
8 a 20Alto riesgo de autismo
3 a 7Medio riesgo de autismo
0 a 2Bajo riesgo de autismo
Interpretación de los resultados del test M-CHAT-R

Pero aunque se obtengan puntuaciones inferiores a 8, siempre que sigan existiendo sospechas de que el niño tenga autismo recomendamos consultar con un especialista.

Test AQC

El test AQC (Cociente de Espectro Autista para Niños) es un cuestionario de 50 preguntas destinado a evaluar los síntomas del autismo en niños y niñas de 4 a 11 años de edad.

El cuestionario debe ser respondido por parte de los padres o de un adulto que conozca bien al niño o niña.

Puntuación test AQCResultado
Igual o más de 76Alto riesgo de autismo
0 a 75Medio o bajo riesgo de autismo
Interpretación de los resultados del test AQC

Los autores del test consideran que la obtención de una puntuación igual o superior a 76 significa que existe un alto riesgo de que el niño tenga autismo.

Por lo tanto una puntuación menor a 76 significa que el niño tiene un riesgo medio o bajo de que tenga autismo.

Si el niño puntúa con un alto riesgo de tener autismo es muy recomendable consultar con un especialista para realizar una evaluación diagnóstica profesional.

En el caso de obtener medio o bajo riesgo de tener autismo, si seguís teniendo sospechas fundadas de que el niño pueda tener autismo, recomendamos igualmente consultar con un profesional.

Test AQA

El test AQA (Cociente de Espectro Autista para Adolescentes) es un cuestionario de 50 preguntas destinado a evaluar los síntomas del autismo en adolescentes de 9 a 16 años.

El test lo responden los padres del adolescente o un adulto que lo conozca bien.

Puntuación test AQAResultado
Igual o más de 30Alto riesgo de autismo
0 a 29Medio o bajo riesgo de autismo
Interpretación de los resultados del test AQA

La obtención de 30 o más puntos indica que existe un alto riesgo de que el adolescente tenga autismo, y por lo tanto se recomienda consultar con un especialista para realizar una evaluación diagnóstica.

Si se obtiene una puntuación menor de 30 se considera que existe un riesgo medio o bajo de tener autismo.

En este caso, si seguimos teniendo claras sospechas de que el adolescente pueda tener autismo, recomendamos consultar igualmente con un profesional.

Test AQS

El test AQS (Cociente de Espectro Autista para Adultos) es un cuestionario de 28 preguntas destinado a evaluar los síntomas del autismo en adultos mayores de 16 años.

El AQS es un cuestionario de autoaplicación. Esto significa que es la misma persona adulta con sospechas de tener autismo quien responde el cuestionario.

Puntuación test AQSResultado
65 a 112Alta presencia de rasgos del autismo
40 a 64Media presencia de rasgos del autismo
0 a 39Baja presencia de rasgos del autismo
Interpretación de los resultados del test AQS

Un resultado de 65 a 112 puntos significa que existe una alta presencia de rasgos de autismo.

De 40 a 64 puntos se considera que exista una media presencia de rasgos de autismo, y de 0 a 39 una baja presencia de rasgos de autismo.

Si existe una alta presencia de rasgos de autismo es muy recomendable consultar con un especialista para realizar una evaluación diagnóstica.

Del mismo modo, si existe media o baja presencia de rasgos de autismo pero seguimos teniendo sospechas fundamentadas de tener autismo, recomendamos también consultar con un profesional.

¿Para qué sirven los tests de autismo online?

Los tests de autismo online no sirven para realizar un diagnóstico válido de autismo, pero sí que pueden ser muy útiles para evaluar la sintomatología de forma rápida, gratuita y al alcance de todos.

Estos tests son utilizados para hacer «de filtro» ante las sospechas de que una persona pueda tener autismo.

Hacer «de filtro» significa que cuando tenemos sospechas de que una persona pueda tener autismo, tan solo respondiendo el test online nos puede indicar si estas sospechas son fundamentadas o no y recomendarnos acudir a un especialista para realizar una evaluación diagnostica profesional.

Tests para el diagnóstico del autismo​

Los tests para el diagnóstico del autismo son todos aquellos que cuentan con una alta efectividad para detectar los síntomas propios del autismo.

Estos tests son muy complejos y complicados de utilizar y siempre deben ser administrados por parte de un profesional formado específicamente en estas herramientas.

ADI-R - ESPACIO AUTISMO
Test ADOS-2
ADI-R - ESPACIO AUTISMO
Test ADI-R

Los tests más utilizados para el diagnóstico del autismo son el ADOS-2 y el ADI-R, que tienen mucha validez científica para diagnosticar el TEA.

Estos dos tests nos aportan información sobre las áreas nucleares del autismo y las posibles dificultades asociadas y el profesional debe ser capaz de interpretar esta información para concluir si la persona tiene autismo o no.

Test ADOS-2

El test ADOS-2 es la prueba más utilizada a nivel mundial para el diagnóstico del autismo.

Este test puede ser aplicado a personas con sospechas de tener autismo desde los 12 meses hasta adultos.

El tiempo de aplicación del ADOS-2 es de alrededor de 60 minutos y este debe ser administrado por parte de un profesional formado específicamente en el uso de esta herramienta.

El ADOS-2 nos da puntuaciones sobre las áreas nucleares del autismo y nos indica también el grado de severidad del autismo.

EdadesDesde los 12 meses hasta la adultez
Tiempo de aplicación60 minutos aprox.
AdministraciónA través de la interacción con la persona con sospechas de autismo
ResultadosÁrea Cómunicación/Interacción Social, Rigidez Cognitiva y Severidad del Autismo
Características del ADOS-2

Test ADI-R

El ADI-R es junto el ADOS-2 el test que más fiabilidad tiene para el diagnóstico del autismo.

Este test es utilizado muchas veces de forma complementaria al ADOS-2, para así recoger más información y realizar un diagnóstico más preciso.

Pero el ADI-R tiene una característica que lo hace muy diferente al ADOS-2 y a la vez hace que se complementen muy bien.

Esta característica es que el ADI-R es una entrevista dirigida a los padres de la persona con sospechas de tener autismo, así que no hace falta que la persona evaluada esté presente.

Por lo tanto el ADI-R es una entrevista semiestructurada que se aplica sobre los padres y en la que se recoge información sobre toda la vida de la persona, desde el embarazo pasando por la niñez hasta la actualidad.

Al igual que el ADOS-2, el ADI-R es un test complejo y que debe ser aplicado por parte de un profesional formado en esta herramienta.

EdadesDesde los 24 meses hasta la adultez
Tiempo de aplicación90-150 minutos aprox.
AdministraciónEntrevista a los padres
ResultadosÁrea Lenguaje/Comunicación, Interacción Social y Rigidez Cognitiva
Características del ADI-R

🤔​ ¿Cómo se realiza el diagnóstico del autismo?

El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es una condición muy compleja, y por lo tanto su diagnóstico también es un proceso complicado de realizar.

El autismo es un espectro y existen distintos grados de severidad, desde casos muy leves hasta casos muy severos.

En los casos más severos es más claro que existe algún tipo de condición y por lo tanto su diagnóstico se realiza de forma más precoz.

Pero en los casos de autismo leve a veces el diagnóstico se demora hasta la adolescencia o la adultez.

El diagnóstico del autismo se debe realizar por parte de un profesional cualificado en autismo y a través de pruebas con validez científica como el ADOS-2 o el ADI-R.

El uso de otros tests con menos fiabilidad como los tests de autismo online no son suficientes como para respaldar un diagnóstico, tan sólo es una valoración de los síntomas que presenta la persona.

​❓​ Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo saber si tengo autismo?

Si tiene sospechas de tener autismo puede realizar un test online para valorar sus síntomas, pero una buena evaluación diagnóstica debe ser realizada por un especialista con tests profesionales.

¿Cómo se llama el test para el autismo?

Los principales tests para detectar el autismo son el ADOS-2 y el ADI-R, que cuentan con una gran efectividad en la evaluación de los síntomas del TEA.

¿A qué edad se detecta el autismo?

El autismo puede ser detectado alrededor del primer año de vida, o incluso antes. Pero algunos casos de autismo leve no son detectados hasta la adolescencia o incluso la adultez.

Test M-CHAT-R: test de autismo para niños ONLINE

El test M-CHAT-R es la herramienta más utilizada para evaluar la posible presencia de autismo en niños pequeños.

El M-CHAT-R es muy útil porque son solamente 20 preguntas que se responden en unos 5-10 minutos.

En esta página de Espacio Autismo podéis realizar el test de forma online obteniendo los resultados al instante.

¿Qué es el test M-CHAT-R?

El test M-CHAT-R (Lista de Verificación Modificada para el Autismo en Bebés, Revisada) es de immensa utilidad para realizar una primera valoración básica de los niños con sospechas de tener autismo.

Evidentemente al constar de solamente 20 preguntas el test M-CHAT-R no es suficiente como para determinar si el niño tiene autismo o no.

Pero este test es muy efectivo detectando si el niño tiene riesgo de tener autismo.

Esto significa que el M-CHAT-R detecta si el niño tiene señales de riesgo de autismo y por lo tanto si es necesario acudir a un especialista para una evaluación profesional del autismo o no.

🤔 ¿A partir de qué edad se puede aplicar el M-CHAT-R?

El test M-CHAT-R se puede utilizar para la evaluación de cualquier niño y niña de 16 a 30 meses de edad con sospechas de que pueda tener autismo.

Si el niño o niña es mayor o menor de esta edad los resultados del test no serán del todo fiables.

Existen otros tests online para el autismo destinados a niños mayores, adolescentes y adultos, que puede realizar a través del siguiente botón.

El test M-CHAT-Rpuede ser aplicado por los padres, cuidadores, o cualquier adulto cercano que conozca en profundidad al niño o niña evaluado.

👶​ EdadesDe los 16 a les 30 meses
​⏰​ Tiempo de aplicación5 – 10 minutos
📝​ AdministraciónCuestionario online realizado por los padres
📊​ ResultadosPuntuación del riesgo de que exista autismo
Características del M-CHAT-R

Los resultados del test nos indicaran si existe un alto, mediano o bajo riesgo de que este niño tenga autismo.

Si existe un riesgo significativo de que el niño o niña tenga autismo será conveniente acudir a un especialista para realizar una evaluación diagnóstica profesional.

📝 REALIZAR TEST (M-CHAT-R)

Test de autismo para niños pequeños

(de 16 a 30 meses)

💥 Interpretar los resultados del M-CHAT-R

Los resultados del test M-CHAT-R pueden variar desde una puntuación 0 hasta una puntuación 20.

Según la puntuación obtenida se considera que el niño tiene BAJO RIESGO (0 a 2) un RIESGO MEDIO (3 a 7) o un RIESGO ALTO (8 a 20) de tener Trastorno del Espectro del Autismo.

Puntuación test M-CHAT-RResultado
8 a 20Alto riesgo de autismo
3 a 7Medio riesgo de autismo
0 a 2Bajo riesgo de autismo
Interpretación de los resultados del test M-CHAT-R

Se considera recomendado que si la puntuación obtenida nos indica un alto o medio riesgo de autismo hay que acudir a un especialista para realizar una evaluación diagnóstica profesional del autismo.

En el caso de obtener un resultado de bajo riesgo de autismo pero seguir con sospechas de que el niño o niña pueda tener autismo se recomienda igualmente acudir a un especialista.

Podéis encontrar más información sobre el M-CHAT-R a través del «Manual de uso del M-CHAT-R» oficial.

📋​ ¿El resultado del M-CHAT-R es suficiente para diagnosticar autismo?

El test M-CHAT-R es únicamente para la valoración de los síntomas del autismo, pero no es suficiente como para justificar un diagnóstico de autismo.

Así pues el M-CHAT-R es muy útil para valorar si las sospechas de que un niño pequeño tenga autismo son fundamentadas o no.

El test nos permite decidir si acudir a un profesional para una evaluación especializada en función de la puntuación que se obtenga.

Pero es importante remarcar que aunque se obtenga un medio o bajo riesgo de tener autismo, si seguimos tener sospechas sólidas de que el niño o niña pueda tener autismo, consultar con un profesional.

✅​​ Otros tests y pruebas para el diagnóstico del autismo

Existen varios tests y pruebas para la valoración de la sintomatología del autismo, como los muy famosos ADOS-2 y ADI-R o los tests online AQC, AQA o AQS.

Los tests ADOS-2 y ADI-R son dos pruebas que deben ser administradas por especialistas y que cuentan con mucha fiabilidad.

Estos dos tests son los que se utilizan para realizar evaluaciones diagnósticas de autismo.

Pero también existen tests como el AQC, el AQA o el AQS que se pueden realizar online, sin la presencia de un especialista, y que al igual que el M-CHAT-R sirven para valorar el riesgo de tener autismo.

Tests de autismo online

En construcción…

Realizar TEST AUTISMO ONLINE

Tests disponibles para TODAS LAS EDADES

En construcción…

Tests para el diagnóstico del autismo

En construcción…

Autismo y Hablar - ESPACIO AUTISMO

Autismo y hablar: Niños con autismo que no hablan

Autismo y hablar son dos conceptos que van muy ligados y lo cierto es que la parla es una de las principales preocupaciones que expresan los padres de niños con autismo.

En muchas ocasiones el retraso o el no desarrollo del lenguaje es el motivo por el cual los padres consultan con un especialista en el desarrollo infantil.

Aunque los problemas para hablar son una característica muy habitual en los niños y niñas con autismo, lo cierto es que no está considerado un problema nuclear del TEA.

La estimulación temprana y especializada es clave para fomentar el desarrollo del habla y el lenguaje en los niños con autismo.

Pero aunque la estimulación temprana ayuda este desarrollo, actualmente se considera que un porcentaje de niños con autismo no desarrollará lenguaje verbal o lo hará de forma muy limitada.

¿Todos los niños con autismo pueden hablar?

No hay datos muy fundamentados sobre cuántos niños con autismo no pueden hablar o no desarrollan lenguaje.

En la práctica clínica observamos que hay niños y niñas con autismo que a pesar de la terapia y la estimulación del lenguaje no pueden hablar.

Por lo tanto existen personas con autismo que a día de hoy parece que no pueden desarrollar lenguaje por más que se estimule su desarrollo.

Por lo que parece estas personas tienen ciertas alteraciones a nivel neurológico que les impide desarrollar la capacidad de hablar.

Pero los terapeutas y especialistas en autismo tienen la esperanza que con las nuevas terapias tempranas como el Modelo Denver, que ha mostrado gran efectividad, este porcentaje de personas con autismo no verbales disminuya.

Porcentaje de niños con autismo que no hablarán

Las cifras que tradicionalmente se dan son que alrededor del 20% de niños y niñas con autismo no desarrollarán nunca lenguaje ni la capacidad de hablar.

Pero llevamos años manejando estos datos, y las terapias dirigidas a las personas con autismo han mejorado mucho.

Por lo tanto con la mejora de los modelos de intervención de niños con autismo actualmente somos capaces de estimular el desarrollo del lenguaje de forma mucho más efectiva.

Así pues hoy en día el porcentaje de niños con autismo que nunca hablarán probablemente sea inferior al 20% que hemos comentado.

Los terapeutas deben tener el desarrollo del lenguaje y la comunicación como una de las prioridades en los niños y niñas con autismo.

A no ser que exista una condición neurológica que impida el desarrollo de la capacidad de hablar pensamos que todos los niños autismo pueden desarrollar hasta cierto punto cierto lenguaje básico.

Los SAAC: Otras formas de comunicarse sin hablar

En los casos de los niños con autismo que no desarrollan la capacidad de comunicarse mediante el habla es necesario introducir otras formas de comunicación.

Todas las personas con autismo tienen el derecho a poderse comunicar, y los que no desarrollen lenguaje hay que ofrecerles otros sistemas alternativos para que se comuniquen.

Estos sistemas de comunicación alternativos son denominados SAAC (Sistemas Alternativos y/o Aumentativo de la Comunicación), que son formas de comunicarse distintas al lenguaje verbal.

Existen muchos SAAC distintos, pero el más efectivo y destacable para las personas con autismo es el método PECS.

El método PECS es una forma de comunicarse a través del intercambio de imágenes y es utilizado por parte de muchas personas con autismo que no tiene la capacidad de hablar verbalmente.

Puedes aprender más sobre autismo y PECS a través del enlace anterior.

La importancia de la estimulación del lenguaje

La estimulación de las áreas donde las personas con autismo presentan dificultades es clave para que estas se desarrollen de forma adecuada.

Las personas con autismo necesitan la ayuda terapéutica de especialistas para que les enseñen a desarrollar las habilidades afectadas por su autismo.

Por lo tanto la estimulación del lenguaje es imprescindible para aquellos niños con autismo que no han aprendido a hablar por si solos o lo han hecho de forma inconsistente.

Debido a la neuroplasticidad esta estimulación siempre será más efectiva cuanto más pequeño sea el niño o niña.

Tradicionalmente había la creencia que si el niño no sabía hablar pasados los 5-6 años de edad, este no sería capaz de hablar nunca.

Pero hoy en día se han reportado casos de niños y niñas que han desarrollado lenguaje, aunque sea básico, pasados los 5-6 años.

La estimulación temprana del lenguaje

La estimulación temprana consiste en todas aquellas estrategias que se utilizan para la estimulación del desarrollo en niños menores de 5-6 años.

Debido a que los primeros años de vida es cuando el cerebro experimenta el desarrollo más grande, es también durante estos años cuando se pueden obtener más beneficios terapéuticos.

Así pues en los niños pequeños con autismo que no hablan realizar una estimulación durante estos primeros años puede ser determinante para que aprenda a hablar.

Esta estimulación temprana deber ser realizada por profesionales especializados en autismo y siguiendo una serie de principios que han demostrado ser efectivos en los niños con TEA.

Podéis aprender más sobre como intervenir en niños pequeños con autismo en el curso gratuito «Principios básicos de la intervención en niños con autismo» de la Academia Espacio Autismo.

Estimular el lenguaje en niños mayores

En los niños con autismo mayores de 5-6 años que no saben hablar hay que seguir intentando estimular el desarrollo del lenguaje.

Pero al mismo tiempo que se intenta que el niño hable hay que ofrecerle un Sistema de Comunicación Alternativo y/o Aumentativo de la Comunicación (SAAC), como podría ser el método PECS, para que por lo menos este pueda comunicar sus necesidades.

Cuando se estimula el lenguaje en niños mayores hay que hacerlo desde el respeto, el juego y la diversión, porque si el niño asocia la estimulación del lenguaje a algo negativo este desarrollará aversión al lenguaje y a la comunicación.

¿Se puede aprender a hablar a partir de los 5 años?

Aunque tradicionalmente se creía que si un niño no sabía hablar a partir de los 5-6 años este nunca podría desarrollar lenguaje, hoy sabemos que sí que es posible.

Gracias a las mejoras en la estimulación del lenguaje hay niños mayores de 5-6 años son capaces de aprender a hablar, aunque sea de forma limitada.

Pero es cierto que existe un porcentaje de niños con autismo, sin saber exactamente qué porcentaje ni los motivos por lo que sucede, que no desarrollan lenguaje y no aprenden a hablar verbalmente.

Que es el TEA - ESPACIO AUTISMO

¿Qué es el TEA?

El TEA son las iniciales de Trastorno del Espectro del Autismo, condición que presenta las principales dificultades en la comunicación, la interacción social y en la flexibilidad cognitiva.

Empezamos a hablar de TEA desde desde la publicación del DSM-5 en el año 2013.

Antes del 2013 se utilizaban categorías y conceptos diferentes, tal y como explicaremos más adelante en este artículo.

El TEA es un trastorno muy complejo que puede presentarse de formas muy diversas, y es por este motivo que es también muy difícil de comprender en qué consiste.

¿Qué es el TEA?

El TEA es una condición cada vez más frecuente en la sociedad ya que cada vez se diagnostica de forma más precisa y temprana.

Pero en la sociedad todavía existen muchas dudas como las siguientes:

  • ¿El TEA es lo mismo que el autismo?
  • ¿El TEA es lo mismo que la Síndrome de Asperger?
  • ¿El autismo y la Síndrome de Asperger son lo mismo?

En este artículo vamos a definir qué es el TEA, sus principales características, la prevalencia y el cambio conceptual que hubo en el año 2013 donde se pasó del autismo y la Síndrome de Asperger al TEA.

Definición del TEA

TEA son las iniciales de Trastorno del Espectro del Autismo, y consiste en la categorización clínica de aquellas personas que presentan dificultades significativas en la comunicación, en la interacción social y en la rigidez cognitiva.

Durante los últimos años se ha avanzado mucho en la detección y el tratamiento del autismo, tanto que a día de hoy somos capaces de diagnosticar el autismo en muchos casos alrededor de los 1 o 2 años de edad.

También se han desarrollado modelos y programas de tratamiento y estimulación que han demostrado ser efectivos, especialmente en lo que se refiere a la estimulación temprana.

Uno de los modelos de estimulación temprana más efectivos a día de hoy es el conocido como Modelo Denver.

La estimulación temprana es clave para el buen desarrollo del niño o niña con autismo, aunque es necesario desarrollar también programas para dar las ayudas necesarias a los adolescentes y adultos con autismo.

También existen terapias fraudulentas o con falta de evidencia sobre su efectividad que es importante saber detectar y descartar, ya que pueden ser una perdida de dinero y de tiempo.

Para saber más sobre las terapias efectivas para niños con autismo podéis realizar el curso gratuito «Principios básicos de la intervención en niños con autismo», de la Academia Espacio Autismo.

Características del TEA

Las principales características de las personas con TEA son las dificultades en relacionarse y comunicarse con los demás y la presencia de unos patrones de pensamiento muy rígidos.

La Comunicación, la Interacción Social y la Rigidez Cognitiva son las áreas de afectación nucleares del autismo, y esto significa que todas las personas con TEA tendrán dificultades en estas áreas.

Pero además las personas con autismo también suelen tener otras dificultades asociadas tales como:

Otra de las características definitorias del TEA es que este trastorno puede presentarse de formas muy diversas, motivo por el cuál hablamos de Trastorno del Espectro del Autismo, poniendo énfasis en el concepto espectro.

Prevalencia del TEA

Aunque no está del todo clara la prevalencia del autismo en la sociedad, la mayoría de estudios y la cifra más consensuada es que el TEA se da en 1 caso cada 100 nacimientos.

Pero a lo largo de los últimos años está existiendo un incremento de casos diagnosticados de autismo y algunos estudios indican que el autismo se da en 1 de cada 54 nacimientos.

¿Esto significa que hay un incremento real de casos de autismo? La respuesta es que no lo sabemos del cierto.

Uno de los motivos del incremento de diagnósticos de TEA es que los profesionales están más capacitados y se diagnostican casos que antes pasaban desapercibidos.

Pero el hecho que los profesionales estén más cualificados no descarta que quizás sí que exista un incremento real de casos de autismo.

Del autismo y el Asperger al TEA

Empezamos a hablar del Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) a partir del año 2013 con la publicación del DSM-5.

Antes del año 2013, cuando todavía estaba vigente el ya obsoleto DSM-4-TR no existía el TEA, sino que existían los diagnósticos de Autismo y de Síndrome de Asperger.

Pero los diagnósticos de Autismo y de Síndrome de Asperger eran muy parecidos y solamente los diferenciaban algunas características concretas.

La similitud entre estos dos diagnósticos hacía que en algunos casos no quedara del todo claro si el diagnóstico debía ser uno u otro.

Por este motivo en la publicación del DSM-5 se decidió eliminar el Autismo y la Síndrome de Asperger y unificar los dos en el actual diagnóstico de Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

El TEA: El espectro del autismo

Es muy importante entender que el TEA puede presentarse de formas muy diversas y con distintos grados de severidad.

Todas las personas con autismo tendrán en común que tendrán dificultades en relacionarse y comunicarse con los demás y en la presencia de unos pensamientos rígidos e inflexibles, pero la forma con la que estas dificultades se expresan pueden ser muy diversas.

Es tan importante que este concepto quede claro que se decidió poner en el nombre de la condición la palabra ESPECTRO, para representar esta diversidad que existe dentro del autismo.

Además para poder categorizar bien el grado de severidad del autismo se dividió el autismo en tres grados o niveles: del grado 1 que representaría el más leve hasta el grado 3 que representaría el más severo.

Nivel 1Necesita ayuda
Nivel 2Necesita ayuda notable
Nivel 3Necesita ayuda muy notable
Clasificación de los grados del autismo

Para aprender más sobre el TEA, sus características principales y las causas que hacen que hacen que se desarrolle recomendamos realizar el curso gratuito «Introducción al autismo», de la Academia Espacio Autismo.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los niveles de autismo?

Clínicamente el autismo se clasifica en tres niveles o grados distintos: Autismo de nivel 1 (necesitan ayuda), autismo de nivel 2 (necesitan ayuda notable), autismo de nivel 3 (necesitan ayuda muy notable).

¿Qué dificultades tienen las personas con TEA?

Las principales dificultades de las personas con TEA se encuentran en las áreas de la comunicación, la interacción social y en la rigidez cognitiva.

¿Por qué el TEA es un espectro?

El TEA es considerado un espectro porque puede presentarse de formas muy diversas y con distintos grados de severidad. Desde formas muy leves hasta formas severas o con discapacidad intelectual asociada.

ESPACIO AUTISMO - mitos falsos sobre el autismo

5 mitos falsos sobre el autismo

Existen muchos mitos falsos sobre el autismo, muchas ideas equivocadas sobre qué es realmente el autismo que son necesarias desmentir.

El autismo es una condición muy compleja y aunque prácticamente todo el mundo ha escuchado a hablar sobre él pocos saben realmente lo que es.

Existe mucha desinformación sobre el autismo y prácticamente solo las personas que han conocido a alguien con autismo realmente saben qué es esta condición.

Así pues si sumamos la complejidad del autismo y la desinformación y mitos falsos que existen sobre él podemos entender muchas de las ideas equivocadas que todavía hoy en día existen.

Por este motivo es muy importante hacer pedagogía y desmentir ciertas ideas que existen sobre el autismo que son totalmente falsas, para que no existan prejuicios totalmente equivocados sobre las personas con autismo.

¿Por qué existen tantos mitos falsos sobre el autismo?

Existen varias razones por las que existen tantos mitos falsos respecto el autismo y tantas ideas erróneas que dan una imagen totalmente equivocada del autismo:

  • EXISTE MUCHA VARIABILIDAD DENTRO DEL AUTISMO: El autismo puede presentarse de muchas formas diversas. Es decir, existe mucha variabilidad dentro del autismo, desde personas con afectaciones muy graves a otras con una afectación muy leve. Esto hace que, por ejemplo, si conocemos a una persona con autismo que no ha desarrollado lenguaje, podamos pensar que ninguna personas con autismo tenga lenguaje, y por lo tanto, se crean ideas equivocadas sobre el autismo.
  • PELÍCULAS Y SERIES CON UN PERSONAJE CON AUTISMO: Actualmente existen muchas series y películas donde uno o más personajes tienen autismo. Mientras algunas de ellas son muy fieles a la realidad, algunas de estas pueden reflejar una idea muy equivocada del autismo, como personajes con una gran capacidad intelectual o personajes donde llevan al extremo ciertas características propias del autismo. Aunque estas series y películas ayudan a visualizar el autismo, también es cierto que a través de algunas de ellas es posible que la audiencia se genere ideas equivocadas sobre el autismo.
  • EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO AUTISMO: El concepto autismo ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. A medida que se van entendiendo mejor las características de las personas con autismo, la definición del concepto autismo se va cambiando y adaptando a los nuevos conocimientos. Esto puede generar cierta confusión para entender en qué consiste realmente el autismo. Es por esto que recomendamos seguir las definiciones que se dan a través de manuales validados como el DSM-5.

5 mitos falsos sobre el autismo

1. Las personas con autismo no tienen emociones

Este es uno de los mitos más crueles en relación a las personas con autismo.

Las personas con autismo sienten las mismas emociones que cualquier otra persona, incluso algunas de ellas son hiperemocionales y sienten las emociones de forma muy intensa.

Las personas con autismo sienten alegría, tristeza, miedo, amor y cualquier otra emoción humana, como todas las personas.

Lo que sí es cierto es que las personas con autismo pueden tener dificultades para expresar estas emociones o para comprender una situación social concreta.

Desde fuera es posible pensar que en una situación triste, la persona con autismo no está sintiendo tristeza, pero simplemente no la está expresando de la misma forma que las personas neurotípicas haríamos o no está entendiendo qué está ocurriendo en esa situación social.

2. El autismo es culpa de una mala educación de los padres

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo. Esto significa que el autismo se genera por el propio desarrollo del cerebro del niño. Nadie tiene culpa del autismo, simplemente es un trastorno que se desarrolla durante el propio desarrollo del cerebro.

Cada vez existe más base científica sobre el origen del autismo, y está más que descartado que el autismo se desarrolle por una mala educación de los padres, y está más que confirmado que el autismo se genera por el propio desarrollo del cerebro, teniendo una base genética importante.

De hecho, los padres serán los principales aliados en la intervención con el niño o niña con autismo, y es imprescindible que los terapeutas trabajen junto a los padres para asegurar una buena evolución de este.

3. Las personas con autismo tienen habilidades especiales

Existe la creencia que las personas con autismo tienen habilidades especiales o son «genios» en determinadas áreas.

Es importante desmentir este mito sobre el autismo, porque aunque es cierto que algunas personas con autismo son muy buenas en determinados ámbitos, la mayoría de personas con autismo no destacan en ninguna área concreta, o algunas de ellas pueden presentar incluso discapacidad intelectual, hecho que las puede limitar más en sus capacidades funcionales.

Lo que sí es cierto es que la mayoría de personas con autismo presentan intereses muy potentes en alguna temática concreta y pueden llegar a dominar este tema de forma muy importante.

Si la persona tiene las capacidades cognitivas preservadas y sus intereses restringidos son en algún tema funcional como pueden ser las matemáticas, las ciencias o la informática, es cierto que estas personas pueden ser muy buenas en estas áreas, pero en general, las personas con autismo no son genios.

4. Las personas con autismo no quieren tener amigos

Las personas con autismo sí que quieren tener amigos. La realidad es que las personas con autismo tienen pocos amigos, pero tienen la necesidad, como todo el mundo, de tener amigos y de relacionarse.

De hecho, la mayoría de personas con autismo sienten gran frustración por querer tener amigos y no tenerlos.

El gran problema es que las personas con autismo tienen dificultades en sus habilidades sociales. Por lo tanto es lógico que estas dificultades las incapaciten mucho al intentar relacionarse y tener amigos.

Las personas con autismo sí que quieren tener amigos. Pero algunas de ellas, tras experimentar tantos fracasos sociales debido a sus dificultades, pueden llegar a perder el interés social.

Incluso algunas de ellas pueden llegar a desarrollar síntomas de ansiedad social.

5. El autismo se cura con la edad

El autismo es una condición permanente, para toda la vida. Aunque los síntomas del autismo pueden disminuir a lo largo del tiempo, la persona con autismo siempre tendrá ciertas dificultades relacionadas con el autismo.

Aunque siempre se habla de niños y niñas con autismo, estos se hacen adultos y pasan a ser adultos con autismo. Por lo tanto es importante desarrollar metodologías y servicios destinados al colectivo de personas adultas con autismo.

No existe una cura para el autismo, aunque existen muchas intervenciones psicoeducativas que han mostrado resultados positivos. Estas intervenciones consiguen poder mejorar la calidad de vida y desarrollar habilidades más funcionales en para el día a día.

ESPACIO AUTISMO - Autismo de grado 2

AUTISMO GRADO 2: diagnóstico y características

El autismo de grado 2 es el nivel intermedio dentro de la categorización en tres niveles que se realiza del autismo.

El autismo se divide en tres grados o niveles en función de la severidad de la sintomatología y de los apoyos que la persona necesita para desarrollarse en su día a día.

Así pues cuando hablamos de niveles del autismo nos referimos a los siguientes:

  • Autismo de grado 1 (leve)
  • Autismo de grado 2 (moderado)
  • Autismo de grado 3 (severo)

Pero esta categorización no es tan sencilla y es necesario explicarla de forma mucho más detallada para que quede claro qué son realmente los grados del autismo.

💥 Los 3 grados del autismo

La categorización del autismo a través de tres grados es algo que se implantó en el año 2013 con la publicación del DSM-5 (la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales).

Los tres grados del autismo se clasifican en función de la severidad de la sintomatología del autismo y de la cantidad de ayudas que necesita la persona para su desarrollo diario.

¡PERO OJO! Técnicamente no existe un autismo de grado 1, ni de grado 2, ni de grado 3.

El grado de severidad no se atribuye al autismo en general, sino que se hace a las tres principales áreas de afectación del autismo, que son la Comunicación, la Interacción social y la Rigidez cognitiva.

Por lo tanto técnicamente una persona con autismo puede tener autismo con grado 1 en la comunicación, con grado 2 en la interacción social y con grado 3 en la rigidez cognitiva, en función de las dificultades que presente en cada una de estas tres áreas.

Pero aunque clínicamente no es correcto hablar de autismo de nivel 1, 2 o 3, coloquialmente lo hacemos para resumir y dar una idea de la severidad del autismo de la persona.

Grado 1Necesita ayuda
Grado 2Necesita ayuda notable
Grado 3Necesita ayuda muy notable
Clasificación coloquial de los grados del autismo

Como vemos en la tabla anterior, coloquialmente clasificamos el autismo en tres grados en función de si se considera que necesita ayuda, ayuda notable o ayuda muy notable en su desarrollo diario.

¿Por qué dividir el autismo en tres grados?

El autismo es una condición que puede presentarse de formas muy diversas y es por este motivo que se clasifica en tres grados distintos.

Se decidió dividirlo en tres grados para que en el diagnóstico se pudiera precisar de forma más precisa la severidad de las tres principales áreas de afectación del autismo.

De hecho el autismo puede presentarse de formas tan diversas que en algunos casos será considerado un autismo leve y en otros casos un autismo severo con discapacidad intelectual.

No existen los grados del autismo: existen los grados en cada área del autismo

Aunque coloquialmente hablamos de un niño con TEA de grado 1, de grado 2 o de grado 3, técnicamente los grados se atribuyen a la comunicación, la interacción social y a la rigidez cognitiva.

Pero muchas veces, para hacerlo más sencillo, en lugar de decir el grado concreto de estas tres áreas, decimos un grado general del autismo de la persona, en función de si necesita mucha o poca ayuda para su desarrollo diario.

Así pues, aunque clínicamente no sea del todo correcto, a continuación vamos a explicar en qué consiste lo que coloquialmente entendemos como autismo de nivel 2.

AUTISMO DE GRADO 2

El autismo de grado 2 es el grado intermedio de severidad del Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

Aunque los grados de severidad se atribuyen a las áreas nucleares del autismo (Comunicación, Interacción social y Rigidez cognitiva), coloquialmente también se habla del autismo de grado 1, de grado 2 o de grado 3.

Coloquialmente hablamos de los grados del autismo para hacernos una idea de la severidad del autismo de la persona.

A continuación vamos a definir lo que coloquialmente conocemos como AUTISMO DE GRADO 2 a través de los siguientes apartados:

  1. Definición del autismo de grado 2
  2. Diagnóstico del autismo de grado 2
  3. Características del autismo de grado 2

Definición del autismo de grado 2

El autismo de grado 2 es el grado intermedio de severidad del autismo, también conocido como autismo moderado.

Se considera que las personas con autismo de nivel 2 necesitan ayuda notable para su desarrollo diario.

Esta ayuda para su desarrollo diario es necesaria tanto en la área de la comunicación e interacción social como en la área de la rigidez cognitiva.

Las características de las personas con autismo de nivel 2 en las áreas de la comunicación e interacción social y la rigidez cognitiva según el DSM-5 son las siguientes:

Comunicación e interacción social en el autismo de grado 2

Según el DSM-5 las personas con autismo de grado 2 presentan las siguientes características en la área de la comunicación e interacción social:

«Deficiencias notables de las aptitudes de comunicación social verbal y no verbal; problemas sociales aparentes incluso con ayuda in situ; inicio limitado de interacciones sociales; y reducción de respuesta o respuestas no normales a la apertura social de otras personas. Por ejemplo, una persona que emite frases sencillas, cuya interacción se limita a intereses especiales muy concretos y que tiene una comunicación no verbal muy excéntrica»

Rigidez cognitiva en el autismo de grado 2

Según el DSM-5 las personas con autismo de grado 2 presentan las siguientes características en la área de la rigidez cognitiva:

«La inflexibilidad de comportamiento, la dificultad de hacer frente a los cambios u otros comportamientos restringidos/ repetitivos aparecen con frecuencia claramente al observador casual e interfieren con el funcionamiento en diversos contextos. Ansiedad y/o dificultad para cambiar el foco de acción.»

Diagnóstico del autismo de grado 2

El diagnóstico del autismo de grado 2 sigue el mismo proceso que el diagnóstico del autismo de grado 1 o de grado 3.

Esto significa que cuando se detectan señales de alerta se deben aplicar los tests y las pruebas validadas para el diagnóstico del autismo.

Los tests más utilizados y validados para el diagnostico del autismo son el ADOS-2, el ADI-R o el M-CHAT-R.

Las pruebas o los tests que se aplicaran serán determinados en función de la edad y de las características propias de la persona evaluada.

Los resultados de estos tests nos aportarán información que junto con toda la otra información recogida por el clínico que realiza la evaluación nos permitirá determinar si existe o no autismo.

Una vez confirmado si existe o no autismo el clínico determinará en qué grado de severidad del autismo se encuentra la persona.

El grado de severidad será designado teniendo en cuenta los criterios que se establecen en el manual diagnóstico DSM-5.

Características del autismo de grado 2

Según los criterios del DSM-5 las personas con autismo de grado 2 presentan características como las siguientes:

  • ⚡ Poca iniciativa social
  • ⚡ Dificultades para relacionarse con los demás incluso con la ayuda de un adulto
  • ⚡ Poca respuesta a las interacciones sociales de los demás
  • Verbalizaciones o comunicación no verbal «rara» o peculiar
  • ⚡ Dificultades para cambiar la forma en la que hace las cosas
  • ⚡ Tienen conductas repetitivas que interfieren en su día a día
  • ⚡ Les cuesta cambiar el foco de atención cuando está concentrado en una cosa

Todas estas dificultades necesitan la intervención y participación de un adulto para que no interfieran en el desarrollo de la persona en las actividades del día a día.

🤔 ¿Se puede pasar de un grado del autismo a otro?

El grado de una persona con autismo puede variar con el paso del tiempo, tanto hacia arriba como hacia abajo.

Por lo tanto una persona con autismo de grado 2 puede, en un futuro, pasar a grado 1 o a grado 3.

Las personas con autismo pueden necesitar distintos grados de soportes para su desarrollo diario con el paso del tiempo, ya sea porque su evolución es positiva o porque su evolución es negativa.

Así pues si el grado de soportes que la persona necesita cambia también cambiará el grado de autismo que se le atribuye, pasando a grado 1 si necesita menos ayudas o a grado 3 si necesita más.

❓​ Preguntas frecuentes

¿Qué es el autismo 2?

El autismo 2 (o autismo de grado 2), es el grado intermedio de severidad del autismo. Aunque los grados del autismo se atribuyen a cada área de afectación del autismo, coloquialmente se hace también al autismo de forma global. En el nivel 2 del autismo se sitúan personas que necesitan ayuda notable para su desarrollo diario.

¿Cómo tratar a un niño con autismo grado 2?

Las pautas para tratar a un niño con autismo de grado 2 son las mismas que para el resto de personas con TEA:

  • Adaptar nuestro lenguaje a sus capacidades comprensivas
  • Utilizar soportes visuales
  • Proporcionar una rutina clara, estructurada y comprensible
  • Anticipar los cambios y las transiciones
  • Estimularlo a través de profesionales cualificados

¿Cuál es el tipo de autismo más grave?

El autismo más grave es el autismo de grado 3 siguiendo la clasificación del manual DSM-5.Las personas con autismo de grado 3 necesitan ayuda muy notable para su desarrollo diario.

📚​ Bibliografia sobre autismo grado 2

ESPACIO AUTISMO - consejos verano autismo

Los 4 consejos para un buen verano con un niño con autismo

El verano es un momento para disfrutar y pasarlo bien, pero es importante tener en cuenta ciertos aspectos para que los niños con autismo pasen un buen verano.

Los momentos y los períodos de cambio de rutinas pueden ser momentos de estrés y ansiedad para los niños con autismo.

Si no se siguen las pautas adecuadas es posible que los niños con autismo experimenten problemas para adaptarse a las nuevas rutinas del verano.

En este artículo es compartimos los 4 consejos básicos para que los niños con autismo pasen un buen verano.

¿Por qué a los niños con autismo les puede costar adaptarse al verano?

Los niños con autismo tienen la necesidad de seguir horarios y rutinas estructuradas, claras y predecibles.

Es por este motivo que cuando se cambian las rutinas, como pasa durante las vacaciones, los niños con autismo pueden desubicarse y experimentar ansiedad y estrés.

Además también hay que tener en cuenta que durante el verano experimentamos experiencias sensoriales nuevas, y esto puede ser un problema en los niños con autismo.

Frecuentemente los niños con autismo presentan características sensoriales peculiares y en verano pueden experimentar molestias por estímulos sensoriales como el calor, llevar zapatos de verano y ropa de verano, la arena de la playa, etc.

LOS 4 CONSEJOS PARA UN VERANO CON AUTISMO

A continuación explicaremos en detalle los consejos para pasar un buen verano con un niño o una niña con autismo:

  1. Mantén una rutina clara, estable y predecible
  2. Anticipa los cambios verbalmente o con soportes visuales
  3. Ten en cuenta las hipersensibilidades u otras características sensoriales
  4. Respeta sus intereses y haz que tenga un buen verano

1. Mantén una rutina clara, estable y predecible

Las personas con autismo tienen la necesidades de seguir rutinas claras, estables y predecibles.

Esto significa que las personas con autismo se sienten seguras cuando saben lo que pasará y cuando los días y las semanas permanecen sin cambios ni imprevistos.

Cuando llegan las vacaciones de verano hay un cambio muy importante en las rutinas diarias de los niños.

Con la llegada del verano las rutinas y actividades de los niños cambian totalmente. Se termina la escuela y empiezan otras rutinas como ir a un casal de verano, estar más tiempo en casa, estar con los padres o los abuelos…

Cuando los niños van a la escuela esta les proporsiona una rutina muy clara y es muy beneficioso para los niños con autismo.

Por lo tanto con la llegada del verano es importante establecer una nueva rutina con las actividades de verano.

Esta rutina debe ser clara, estable y predecible, para que así el niño o la niña con autismo se sienta seguro con ella.

Si es necesario puede ser buena idea plasmar esta nueva rutina a través de un horario visual, que suelen ser de gran ayuda para las personas con autismo.

2. Anticipa los cambios verbalmente o con soportes visuales

De la misma forma que las personas con autismo necesitan seguir rutinas más o menos fijas, también es importante anticiparles de forma comprensible cuando se produzcan cambios en estas.

Por lo tanto antes de empezar las vacaciones de verano puede ser buena idea empezarles a anticipar cuantos días faltan para terminar la escuela y por lo tanto cuantos días faltan para empezar las nueves rutinas de las vacaiones de verano.

Durante las rutinas de las vacaciones de verano también existen muchos cambios: quizás un día hacemos una excursión a la montaña, otro día a la playa, otro día vamos a comer un helado en una heladería, etc.

Todas estas actividades que salen de la rutina establecida durante el verano es importante que las anticipemos y las expliquemos bien al niño o niña con autismo, para que no le agarre de imprevisto.

Y como siempre decimos puede ser muy útil acompañar las explicaciones verbales con soportes visuales (ya sean historias sociales u horarios visuales) cuando anticipamos un cambio en la rutina.

Podéis encontrar más información sobre el uso de los soportes visuales en el curso «Los soportes visuales en el autismo» de la Academia Espacio Autismo.

3. Durante el verano ten en cuenta las hipersensibilidades u otras características sensoriales del niño con autismo

Durante las vacaciones de verano (y durante todo el año) es muy importante tener en cuenta las características sensoriales de la persona con autismo.

Las personas con autismo frecuentemente presentan alteraciones sensoriales o formas de percibir los estímulos sensoriales de forma peculiar.